jueves, 18 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Sí, se acabaron los Allegros negra = 120, se acabaron los pelos rizados, se acabaron las odiseas del fútbol en los ensayos, se acabaron las bossax novax, se acabaron las pequeñas Czardas... Por este año. Y es que Carrisuay se despide de 2008 con una sonrisa en el saxo, aunque sin turrón como el año pasado, jejeje.
Y es que, a pesar de que ayer había ensayo, sólo asistimos la mitad del ensemble (Caninix, Eduruix, Mireia, Enric, Claudia, María José y yo -Bueno, y Edu que hizo el viaje desde El Campello como buen carrisuayxo que és-) así que tuvimos que suspender el ensayo y desearnos feliz navidad. ¡Feliz navidad!
Como regalo de navidad y gracias a Laura Castelló, antiguo miembro del Carrisuay y miembro actual del Semperensemble, traigo aquí una foto del año pasado en Castalla (el pueblo de María José) dándolo todo como siempre.
Sean felices, estudien mucho los papeles y diviértanse engordando a base de mazapanes y lo que no son mazapanes. Pablo, no bebas mucha horchata en nochevieja que luego te pasa lo de Valencia y vas llamando negra a la gente (o verde, que en tu caso es peor :-P). Caninix, quizá en 2009 Suaynoramix te deje tomar un poco de poción fortísimo-mágica así que sigue insistiendo. Eduruix, Adrián, Bárbara, María José: no os agobiéis con las carreras, que sois jóvenes y hay que disfrutar. ¡Muerte a los exámenes! Edu, descubriremos al clarinete fantasma; y Mónica, Mireia: espero que no os entre la selectividaditis aguda que otros años atacó a diversos miembros del ensemble, jejeje
Enric, Claudia, suerte allí en la tierra del turrón y el helado y a ver si para el reencuentro nos traéis un regalito en forma de turrón  :-P . Y Toni, a ver si hay suerte y te recuperas pronto de la rodilla, que nos hace falta un barítono que haga el papel del bajo y transporte, xD.
Suay, Carrillos: disfrutad de la familia ¡que el día 7 nos tenéis otra vez en la MT14 jugándonos el tipo!

Así que, sin más, ahí tenéis la foto y recordad: 
¡Feliz Navidad!



PD: En la próxima también saldréis los que faltáis ;-) (Claudia y Eduruix).

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Los saxos (igual que los percusionistas) también somos personas!!

Three For Five, el grupo más esperado del año, ha hecho su debut hoy en la concatedral.
La tarde ha empezado tranquila y Adri, Mireia y yo nos hemos reunido a hablar de cosas saxofonísticas. Íbamos de traje con detalles rojos. Mireia llevaba el cinturón, Adrián un pañuelo en el bolsillo y yo una corbata negra a cuadros rojos, pero, por si acaso, me había traído una corbata de terciopelo roja, digna de la iglesia que íbamos a invadir.
Ha sido el día de los mareos, porque Paco no se acordaba de nosotros y nos ha dicho que nos teníamos que poner de tres formas distintas. Después ha empezado el concierto y Mireia y yo hemos investigado sobre Carrillos quien, a diferencia de Suay, había venido a ver a sus alumnos. Nosotros pensábamos que era porque tenía algún mini-él cantando en el coro de niños que actuaba en la primera parte, y hemos cavilado mucho acerca de su cara de concentración. Después, vencidos por la curiosidad, hemos ido a hablar directamente con él, que nos ha confesado que sus niños todavía son demasiado jóvenes para el saxofón, y que ya empezarían a darle en unos años. Nos ha dado una lección acerca de la vida pues, cuando solamente quedaba una caja de atriles por desmontar (Pues estaban desmontando las cajas de atriles) ha preguntado si se necesitaba ayuda, a lo que le han respondido que no, que ya sólo quedaba una. Ha quedado como un señor y no ha tenido que cargar cajas, así que un 10 para él. Y es que hoy es un día de notas en el conservatorio, ya que la evaluación ha tenido lugar esta mañana.
Pero continuemos con la historia que nos atañe:
Empezaba el concierto y el debut estaba cercano. De nuestra silla y atril inicial hasta lo que finalmente tuvimos ocurrió algo insólito. Rodaron nuestras pertenencias a cuerdas, percusión, vientos. Todos menos los saxos. Lo cierto es que nos hemos sentido un poco desplazados.
Después, tras la espera, hemos salido a tocar la última obra, sin sillas ni atriles, los cuales por suerte, nos han dispensado.
La hemos tocado y nos hemos puesto de pie dándolo todo, no ha salido mal del todo y finalmente, hemos completado nuestro debut.
Sin embargo Paco, que estaba levantando a los solistas, se ha olvidado levantarnos a nosotros. Mireia se sentía como el anuncio del aire acondicionado (doctor, no soy nadie) y Adrián juraba y perjuraba: "la próxima vez se va a comer a los saxos". Sin embargo, contra todo pronóstico, Paco nos ha cogido y nos ha sacado a la palestra delante de todos, como si de una fiesta sorpresa se tratara, quitándonos de golpe nuestra sensación de vacío. No sé si ha sido improvisado o lo tenía planeado desde un principio, pero recordad: ¡Los saxos, igual que los percusionistas, también somos personas!
Así que nada, Carrisuayxos, así ha sido el debut de Three For Five y espero que tengamos más oportunidades de demostrar nuestra valía. Ya le hemos comentado a Carrillos que le mande a Paco obras para orquesta con saxos por ahí, pues queremos que el mundo pueda disfrutar más aún de Three for Five. Decir que las cuerdas y los cuerdos se han hecho fans nuestros, así que a la salida hemos tenido que ponernos gafas de sol para poder evitar el acoso y el firmar autógrafos.
¡Saludos Carrisuayxos!

domingo, 14 de diciembre de 2008

"Three For Five" y la orquesta de cuerdas

El viernes fue nuestro primer ensayo (y definitivo) con la orquesta de cuerdas para el concierto del martes en la concatedral. Ahí estábamos impasibles los Three for five (Mireia, Adri y yo) mientras paco no sabía dónde colocarnos. Finalmente nos colocó al lado de las trompas, el instrumento favorito de Mireia, y detrás de los violines, cosa que no duró mucho y fuimos desplazados.

La vimos dos veces de arriba a bajo y, en la segunda vuelta, Paco nos hizo levantarnos y darlo todo delante de las cuerdas. ¿Es una flauta? ¿Es un fagot? ¡¡¡No!!!¡¡¡Es un saxofón!!!

Así que, como si de tres Clark Kents se tratara, ahí estábamos los tres saxofonistas, dándolo todo y de pie, tocando la parte de rock & roll de Tintinabulations, la obra que os invitamos a ver el martes en la concatedral :-P

Después de eso, me examiné para cinturón negro de gimnasio y, más después todavía, asistí a la post-cena (o sobre mesa) de la cena del conservatorio, en la cual además de mi persona, estaban Eduruix (pero sin Caninix) y Mónica. Brindamos en honor al saxofón y lo dimos todo en una noche intensa.

Las fans de Three For Five se arremolinaban ante mí (también los fans de mi manera acentuada de dirigir) y me preguntaban cómo se podía sonar tan bien, ser tan guapo y esas cosas. Yo les dije: "el secreto está en el Carrisuay" y se quedaron boquiabiertas.

Y, con una base formal de fans creada y mostrándole el camino a Eduruix para ser un Carrisuayxo total, la noche pasó y, aunque casi pierdo el bus, no me puedo quejar.

Así que, ya sabéis, el martes a las 20:00 en la concatedral podréis ver el debut del famoso trío que iba para quinteto: "Three For Five". ¡No os lo perdáis!



Dos regalos :





Sí, son ambos el Rag del demonio, diabólico, como a Carrillos más le gusta :-P

jueves, 11 de diciembre de 2008

Carrillos y la lámpara mágica

¿Nunca habéis escuchado el dicho de: "ten cuidado con lo que deseas, podría hacerse realidad"?

Pues Carrillos en su día deseó que salieran bien las canciones que se tocaban en ensemble. Ya sabéis la mecánica, te encuentras una lámpara con forma aproximada de aceitera, la frotas hasta que le sale brillo, aparece un genio de la lámpara y te concede tres deseos, aunque ahora que estamos en crisis sólo tiene poder mágico para conceder uno.

El caso es que cuando frotó se vio ante sí con un genio de rizados cabellos que le sonaba misteriosamente. ¿Te conozco? se preguntó.

El genio le instó a pedir un deseo, porque tenía que arreglar las peticiones de otras lámparas en otros lugares del mundo, así que Carrillos le pidió lo que más deseaba: "Quiero que salgan bien todas las canciones que toquemos para el concierto del día nueve."

Y el genio cumplió el deseo. Esta es la historia de cómo desaparecieron todas las partituras menos la del divertimento y la de Bossax Novax. Como sólo habrían dos, el concierto saldría bien, debió pensar nuestro genio.

Así que nos contentamos con ensayar las dos obras que ya estábamos ensayando y Carrillos deseó que apareciera un tercer Saxofón Barítono, siendo así Enric el principal candidato a ocupar el puesto (aunque para el concierto del nueve supongo que tocará Suay, por el tema de los pocos ensayos que quedan... a no ser que Bárbara o Claudia, que duplican papeles, fueran las que quisieran Baritonearse....).

De todos es sabido que Carrillos, en su juventud, viajó alrededor del mundo mundial de gira. Lo que pocos han visto han sido los vídeos que delatan sus amoríos alrededor del globo, así como su primer encuentro con el genio... por eso le sonaba la cara aunque, ¿Por qué tendría el genio el pelo rizado? ¿Sería fan de Suay como lo fue en su día Carlos-Novita?

Os dejo con un vídeo en exclusiva de Carrillos, en el que además de seducir a una muchacha de muy buen ver, habla en inglés (y muy bien). Lo notaréis bastante joven y moreno, pero claro, el tiempo pasa para todos.


Sí, yo tampoco conocía esa faceta de Carrillos, pero ya se sabe, la vida da muchas vueltas.

martes, 9 de diciembre de 2008

Los percusionistas también son personas

O mi primera experiencia con la dirección.

Bueno, hoy en banda he tenido el placer de salir a la palestra a dirigir, lo cual ha sido una experiencia chocante. No es que lo haya hecho bien, más bien ha sido un show donde el tempo y la coordinación no habían sido invitadas, y la relajación se había olvidado de venir.
Me tocaba dirigir la obertura de "Los Esclavos Felices", la única parte de la obra que se conserva, compuesta por Juan Crisóstomo de Arriaga cuando tenía aproximadamente 14 años (teniendo en cuenta que murió a los 20, ya tenía que darse prisa para labrarse fama mundial).
El caso es que salgo a dirigir y doy la entrada y los clarinetes no me entran en la anacrusa, sino al tiempo siguiente, rompiéndome así toda la figura básica (tecnicismos directivos). Claro, eso unido a la hiper tensión del momento transforman aquello en una experiencia extraterrenal del concepto del caos, unido todo a la extraña manía de dejar de dirigir cuando acababa una frase.
Además, al dirigir tan rígido, marcaba acentos a cada tiempo. Al terminar, Paco me ha dicho: Ha sido muy divertido.
El percusionista se ha quejado porque no le miraba, alegando que ellos también eran personas. Lo que no sabía él (y que se lo he hecho saber) es que el arreglista no pensaba lo mismo que él, así que no los colocó en el guión, dando yo en aquellos momentos palos de ciego.
La segunda vuelta ha comenzado con los clarinetes dando por saco como antes (pero no se lo he dicho, así que mea culpa) y mi figura básica destrozada. Sin embargo, he conseguido contener bastantes finales-de-frase-parones y ha sido más estable que la anterior. Eso sí, los acentos seguían estando. Para concluir, he hecho un calderón un poco más largo de lo que tocaba, sintiendo así a medias el poder de la batuta. A medias porque un trompeta ha seguido tocando, se ve que quería más.
El oboísta me preguntaba: ¿probando qué? La respuesta es: probándolo todo.
La experiencia era como ser un niño recién nacido. Lo pruebas todo "a ver qué pasa". Uno no nace sabiendo, ni tampoco dirigiendo bandas, así que es bueno estamparse las primeras veces contra la pared, cuando todavía se está a tiempo de corregir fallitos.
Así comienzan pues, mis duras andaduras en el mundo de la dirección, siguiendo los pasos de gente tan ilustre como el internacional Rubén Jordan (léase Yordan) y Adrián.
La moraleja de todo esto es que, aunque la sociedad se empeñe en negarlo con fuerza, los percusionistas también son personas.

¡Suerte Carrisuayxos!

domingo, 7 de diciembre de 2008

Los Saxos sinfónicos

Sí, el trío de saxos más cañero, los "Three for five" (tendríamos que ser cinco, pero somos solo tres), formados por Adrián Delgado, Mireia Cano y Arturo Albero, se adentraron, una vez más, en las tierras del grupo de vientos de la orquesta, más conocido como la "Jet Set" del conservatorio. Paco Amaya siempre ha dicho: "Los que partís la pana sois vosotros... y los saxos".
Y es que claro, los saxos somos unos pobres desgraciados en temas orquestales, ya que nacimos tarde y no supieron apreciar nuestras cualidades en su día. Maldito Berlioz, ¡Si eras colega de Sax! ¿Por qué no le pusiste saxos a alguna de tus sinfonías?
Supongo que sería porque Sax no era francés, sino Belga.
El caso es que volvimos manos a la obra, un jueves más con Paco, a ver el Ebony Concerto de Stravinsky y Tintinabulations. Nadie, salvo Mireia se había estudiado la de Stravinsky, lo cual enojó a Paco bastante. Aún así ensayamos y la propia Mireia nos deleitó con su solo.
Después, vimos Tintinabulations, una obra que son variaciones sobre villancicos, para orquesta y grupo de vientos, saxos inclusive. Cuando nuestro papel acabó, decidimos irnos, no sin antes ver como Paco desarrollaba la técnica de "no hables con SaxConocidos".
Y es que, cuando fui a preguntarle acerca de cuándo debíamos volver, se giró a hablar con la oboísta primero. En una segunda intentona, con la flautista que pasaba por ahí. Finalmente, aunando fuerzas Mireia y yo, conseguimos que nos hiciera caso y nos dijo que nuestra próxima cita con la orquesta del conservatorio era el Viernes, en el ensayo general, a las cinco y media. Tintinabulations será mi primera experiencia tocando con una orquesta, pero no tiene por qué ser la última.
Voy a dejar una serie de vídeos para que disfrutéis de "Los Saxos Sinfónicos" :

La rapsodia para saxofón alto, de Debussy.




El primer movimiento del concierto para saxo y orquesta de Charles L. Brooker.



Y finalmente, la primera parte del concierto de Glazunov.

Así que nada, una semana cargadita saxonalmente, divertíos este finde y disfrutad de la música, que nunca está de más.
¡Hasta luego, Saxos!

jueves, 4 de diciembre de 2008

Eduruix y Caninix

Sí, hoy hay una entrada más, referente al grandioso ensayo de hoy con Suay, en el cual hemos tocado Empatía hasta hartarnos y hacer que funcione casi a la perfección. Después, nos hemos repasado ligeramente la Obertura de Beltrán. 

Ha sido un ensayo curioso, poco a poco iban llegando los integrantes y, aunque pensábamos que no íbamos a ensayar, ha sido intenso.

Mientras Adrián bajaba a hacer fotocopias de Empatía, hemos afinado con mi super Sol continuo, que casi me deja sin aire. Finalmente, tras aparecer Enric, hemos comenzado a darlo todo.

Y es que solamente quedan 3 ensayos hasta el próximo concierto, así que hay que ponerse las pilas. Como siempre, Carrisuay y prisas van cogidos de la mano. Sin embargo, se echa en falta a Toni, que sólo ha venido a un ensayo o dos (Toni, corre, el ensemble te necesita!).

Contaros una de las tónicas más comunes del ensemble, que hoy me ha revelado una extraña paradoja temporal. ¡En el carrisuay, venidos desde la Galia, contamos con Eduruix y Caninix y el druida Suaynoramix! ¿No os resultaba extraño que Canini siempre le preguntara a Suay si podía tocar fuerte y éste le dijera a él que no mientras que ha Edu Ruiz le decía que lo hiciera? Lo que pasa es que Canini, de pequeño, cayó en una marmita de fortísimos y por eso se ha quedado con ese forte sobre humano. Quizá sea ese el secreto de su gran habilidad con los armónicos...

Pero bueno, ¿qué os pensabais? ¿Que la entrada de hoy iba a ser un cuento de hadas extenso como la mejor novela y educativo como el mejor libro de filosofía? 

¡Pues no!

Así que a estudiar escalas, que aunque haya pasado el examen de 2008, nunca está de más prepararse con tiempo para el del año que viene.

¡Suerte Carrisuayxos!

martes, 2 de diciembre de 2008

Érase una vez La Polondromía Flamenca

Hola de nuevo, saxoadictos, aquí estamos para contar las peripecias del Carrisuay el día del examen de escalas de saxos.

Como todas las navidades, hay un día que los saxos temen como a su propia muerte: El día del examen de escalas. Este año, para innovar, se ha decidido tocar los estudios con la pianista, en caso de tener estos acompañamiento para piano. Y nada, hemos tocado. 

Yo he salido el primero, con una buena escala cromática, una escala de Lab Mayor salvable y un estudio que, según me han dicho Suay y Sempere, carecía de intención. Pero no solamente he hecho yo el examen. Después de mí ha hecho su turno de actuación María José, también con Lab Mayor y haciendo el otro estudio que se podía hacer. Luego Mireia con Sol#m, que se le ha atragantado un poco, y también con el estudio que no he hecho yo. Después ha venido Edu que estaba revolucionado y ha terminado en un minuto, con una flamante y veloz interpretación del estudio que tampoco había hecho yo. A Laura ya le ha tocado hacer el mismo estudio que a mí. Por en medio, y sin tocar la pianista, Edu Ruiz nos ha deleitado con su Fam y su estudio. ¡¡Qué estudiosos todos!!

Luego he ido a historia y María José ha sido protagonista de una de las mejores historias de historia. Estaba diciéndonos el profesor que los juglares eran hombres y mujeres que iban tocando y bailando con cabras y demás animales y Mª José le ha preguntado: ¿Las mujeres también? A lo que el profesor rápidamente ha contestado: "Claro, si hasta los animales lo hacían...". Una contestación inofensiva, aunque en una clase en la que solamente hay dos chicos y el resto son mujeres, es arriesgada. Además de que puesta en manos de una feminista podía suponerle un follón al pobre. Por suerte, somos gente civilizada y, aunque el profesor se ha asustado ("No he dicho nada", decía nervioso), las mujeres de clase se lo han tomado a risa y como anécdota.

Y hablando de anécdotas y a petición de Edu Sellés, os voy a contar la historia de la noche en la que el Carrisuay casi se muere de un ataque de risa (o de tos, según Rubén).

Estabamos en el aula de la CAM, que teníamos concierto después del coro del conservatorio, que en aquella época dirigía el intrépido Paco Jones Amaya. Total, que estábamos en la parte de atrás del escenario y nadie sabía cuando teníamos que salir. Canuto escuchó aplausos y, vista la indecisión general, decidió que era la hora de salir. ¡Dónde nos había metido!

Sucedió que la presentadora todavía estaba en mitad de la presentación y, claro, nos sentamos ahí, tan panchos, mientras ella comenzó a hablar del ensemble. Según ella, la agrupación pertenecía al "conservatori de Alicant" y era dirigida por Francisco Suay (¿os imaginais a Suay con una ceja o a Paco con el pelo rizado?) e iba a a interpretar las piezas "La polondromía flamenca" y "la dansá del diable simpa tic" entre otras.

Claro, imaginaos a Carrillos, que tenía que tocar el soprano, con la cabeza roja como un tomate, a Rubén incapaz de contener la risa, a todo el mundo nervioso por temor a que se le escapara la carcajada y a Suay, de espaldas al público, también con risa pero diciéndonos que nos controlásemos. Rubén no pudo aguantar y una ruido vibrante y sordo atravesó la sala, hecho que está registrado por las grabaciones de Toni. Total, que casi morimos de la risa, lo cual nos motivó para hacer un concierto redondo que nos hizo olvidarnos el mal trago a nosotros y a los espectadores. Suay nos contaba que a él, en un concierto, le pasó que habían comido sepia y se empezaron a imaginar que se les salía un trozo de sepia por la campana del barítono. Supongo que será un tema generacional el de las risas imparables en los conciertos.

Así que nada, recordad, no salid al escenario antes de tiempo a no ser que os queráis exponer a un ataque fulminante de risa y estudiad Lab Mayor.

¡Hasta otra, Carrisuayxos!

lunes, 1 de diciembre de 2008

Analizados

La semana pasada fue una semana repleta de saxos. El martes, como siempre, disfrutamos de Paco Jones y sus relatos misteriosos, a la par que tocábamos odiósas transcripciones de cuerda para saxo (¡¡no somos violas!! ¡¡no podemos hacer esos tremolos bien!!).

El miércoles, gran parte del ensemble nos encontramos con el odioso examen de análisis, que nos trae de cabeza a todos y que algunos como Pablo, a día de hoy, ya han hecho. El examen es una faena, ya que consiste no solamente en el examen como tal, sino también en un trabajo al que hay que añadirle aprenderse los autores de las obras del CD. Y encima a Paco también le ha dado con la polifonía (el tema que tratamos) así que es un constante de todo ese tema.

La obra a analizar es "Diferencias sobre las vacas".

Después de análisis comenzó lo bueno, ensemble. Vimos la obra de David Beltrán, Obertura, la cual está chula, aunque suena muy "fantasiesca". Estuvimos dándole un buen rato y salía "de CD" (en realidad, salía bastante leento, xD). Después, como sobraban cinco minutos, a Suay se le ocurrió ver Empatía, con la que estuvimos hasta casi menos cuarto. Veías a la gente agobiada y tosiendo para disimular la frase "es la hora", y Suay con su sonrisa habitual que, aunque inconsciente de la situación, la ponía "por si acaso".

Y, nada, mañana es el dichoso examen de escalas, avisado con dos semanas de tiempo y preparado en una semana y media, en el cual tendremos que tocar dos estudios con pianista, cuando la media de ensayos con pianista por persona habrá sido de 1'2 o algo así. En fin, supongo que será una Aventura, un "a ver qué sale".

Seguro que sale bien.

Además, cabe destacar la inclusión del mejor trío saxofonistico - orquestal jamás creado en la orquesta de vientos de paco. Sí, os hablo de Adrián, Mireia y de mí, que fuimos el jueves pasado a darle una lección a las trompetas de cómo se pica y a darle un repaso a la banda de cómo se toca, en general. Paco decidió jugárnosla poniéndonos una obra que no conocíamos a primera primerísima vista, la cual nos agobió al principio, pero fue fácil al final.

Es un lujo tener saxos, dijo Paco, no sé si con primeras, segundas, quintas intenciones (ya que estaba deseoso de que fuéramos desde hace semanas) pero el caso es que sí, es un lujo tener saxos y más tener un Carrisuay.

Por si fuera poco, encontré "la rapsodia" de Debussy en la biblioteca mundial de partituras o algo así, y ya tengo el guión para orquesta, para dárselo a Paco Jones y que no se queje de no tener repertorio para saxo.

Así que, Carrillos, Suay, ya sabéis una buena obra para proponer a las futuras y presentes generaciones.

Con esto me despido por hoy, mañana más. 

domingo, 16 de noviembre de 2008

Paco Jones y el reino del Carrillos de cristal

Hola saxoadictos, hace tiempo que no escribía por unos motivos u otros, así que haré un intenso y breve resumen de lo acaecido, para no tumbaros con millones de palabras cargadas de contenido literario explícito y de calidad.

Todo comenzó un martes, aquel martes, en que fuimos al cine del conservatorio (el aula MT14) a ver la nueva película de acción y aventuras que se estrenaba: Paco Jones y la Banda perdida.

La película, de dos horas de duración, trataba de un intrépido director que se hallaba buscando el tesoro más oculto de todos los que hay en el mundo musical: La banda perdida. En dicha banda están recogidos los 10 musicomandamientos que Bach le dió al Suay de hace 8 generaciones y que guardó celosamente de los ojos de los malmúsicos.

Sin embargo, en su odisea se topó con más enemigos que amigos, teniendo que luchar contra bandas de diversa índole que al final casi le conseguían vencer. Sin embargo, el amor de su vida le hizo sacar fuerzas de flaqueza y pudo llegar así a la banda perdida. Y, amigos míos, supongo que os preguntaréis cuál es, ¿no? Pues la banda del conservatorio, donde el Suay de esta generación prepara a los saxofonistas inculcandoles los 10 musicomandamientos. 

Al día siguiente, tocó ensayo con Carrillos, aquel que en entradas anteriores nos recordaba a Paco Lobato y Vin Diesel. Sin embargo, a Carrillos no le hace falta ser el rey de un ejército de fantasmas(aunque todos sabemos que tiene ciertas tendencias esotéricas - diablos, fantasmas, espíritus-) ni tener la exclusiva de la fórmula uno para ser un crack. Le bastó poner el divertimento de Alain Crepin para conquistar el amor de Canini. 

Esta semana no hubo banda porque Paco estaba en Helsinki tocando el órgano en el templo maldito, así que disfrutamos de un periodo de descanso y reflexión. En ensemble, Carrillos repitió y ensayamos, esta vez, todos.

Estuvimos dándole un repaso al Divertimento, que salió bastante guay, pero para hacer una cura de modestia, nos hizo tocar en los diez minutos finales Bossax Novax, que salió como una buena bossà nova, es decir, mal.

Pero bueno, cada vez sale mejor y dentro de nada no habrá semicorchea que se nos resista, como siempre. Se ha incluido en el repertorio la obra "Palindromía flamenca", esta vez sin Joan ni Urbano para deleitarnos con sus solos coregrafiados, sino con Adrián, Mónica y Edu para enseñarnos cómo las nuevas generaciones tienen que coger el listón y subirlo todavía más. Y es que, esto es Carrisuay, chicos, no se puede evitar.

Así que, amigos carrisaxos, ¡nos vemos el próximo miércoles!

miércoles, 29 de octubre de 2008

La gran odisea

Pues sí, hoy había fútbol gratis y había que escapar corriendo del conservatorio si no se quería sufrir mil horas de atasco en la carretera hacia la autovía. La mente de Suay se debatía en esos mismos pensamientos mientras le daba clase a Pablo. No fue una clase precisa, pues su mente se hallaba perturbada por la afición herculana, que había conspirado para impedir que pudiese escapar del Monte Tossal. Pero tenía un deber como profesor y ser humano, el Carrisuay no podía esperar, le necesitaba.

Pablo había empezado a hablarle y notaba como el tiempo pasaba a su alrededor, sin poder hacer nada para pararlo y así comenzar el ensayo lo antes posible. El resto del ensemble se hayaba inquieto en el hall, pues también se habían enterado del acontecimiento. Canini intentaba quitarle hierro al asunto con su nueva boina-gorra, la cuál quería que todo el mundo se probara. Toni estaba impaciente por volver al ensemble después de una desafortunada carrera hospitalaria y Edu no paraba de pensar en cómo sería la entrada del Carrisuay de ese ensayo. Todo el mundo estaba, entre unas cosas y otras, con los nervios a flor de piel y con una mezcla de miedo y emoción, tan propicia para la música y la aventura.

Por si no hubiese suficiente con los asuntos internos, el superior de música había enviado a su alumno Rubén para que supervisase los actos del famoso ensemble y les contase los nuevos avances revolucionarios que estaban a punto de crear, para que no les pillase desprevenido. Sin embargo y debido a los años en el frente Carrisuaysal, Rubén tenía un acuerdo tácito con Suay y se mantendría fiel al ensemble por siempre, sin importarle las presiones de más arriba por descubrir el secreto. 

El ensemble recibió la señal y subió hasta la MT14. Suay, terminando de darle la clase a Pablo, los vio pasar y al poco les entregó la llave. Montaron a sabiendas de que el ensayo que hoy tocaba iba a ser un ensayo duro. Los nervios les hacían tocar notas sin sentido y sin afinación y Suay tuvo que poner en orden las cosas, calmando los ánimos y felicitando a Toni por haber conseguido volver después de tanto tiempo.

Rubén vigilaba en las sombras y, al poco, apareció Carrillos para contrarrestar la presencia de éste, quien con su mirada le reveló que su intención real era conseguir que el ensemble pudiese conservar su libertad frente a posibles opresores de más arriba. Entonces, aprovechando (y agradeciendo) la presencia de Carrillos, Rubén pudo abandonar su misión de vigilante y continuar con su mascarada. Su informe fue claro: La defensa del ensemble es infranqueable.

Carrillos, una vez liberado a Rubén de su carga, con un gesto de compañerismo, pudo despedirse de Suay, quien comenzó el ensayo lo más rápido que pudo, pues la afición del hércules esperaba la mínima para intentar derrotar al ensemble.

Como la afinación estaba bajo mínimos, y Pablo reconoció que era su culpa y no del saxo, Suay se decantó por trabajar las escalas por quintas, es decir, crear un ambiente sonoro medieval gregoriano capaz de purificar nuestras almas corrompidas por la música tonal.

Una vez pasada la purga, Suay ensayó fructíferamente la obra "Pequeña Czarda", desmenuzándola y perfeccionando hasta el mínimo detalle, siempre con el reloj al cuello, pues ya se escuchaban a lo lejos los tambores de guerra. "¿está lloviendo?" preguntó. "No, son ellos", contestó preocupado Adrián.

Edu se desenvolvía dificultosamente entre las semicorcheas, pero con la ayuda de Mónica y Adrián pudo salir airoso de la experiencia. Los altos respaldaban con valor el ataque de los sopranos, gracias a la elegancia de Claudia y Bárbara y a la experiencia de Enric. Por supuesto, nada de esto sería posible sin la ayuda de Arturo (un servidor). Los tenores, que junto a los barítonos estrenaban nueva formación, deleitaban con su timbre dulce los oídos del fantasma del clarinete y otros espectadores. Pablo había conseguido reencontrarse con su saxofón mientras Mireia demostraba por qué estaba en sexto. María José por su parte, nos traía su grácil sonido de las montañas. Los barítonos sufrían más. Edu se acostumbraba contrarreloj a su nuevo instrumento, mientras toni recuperaba el tiempo perdido. El pobre canini, junto a su gorra-boina, tenía que enfrentarse al más terrible mal jamás concebido: la boquilla infernal.

Pero, pese a las adversidades, el carrisuay volvió a sonar de una manera formidable, mientras Suay ganaba, una vez más, la batalla contra aquellos que luchan contra el ensemble. Esta vez, la afición del hércules no pudo con nosotros.

Para poder escapar del conservatorio a tiempo, tanto Edu como Pablo nos deleitaron con sus interpretaciones pianísticas, que daban energías al resto para ser capaces de recoger y conseguir escapar. Finalmente, Suay consiguió llegar a Agost sin problemas, Arturo pudo escuchar a Stan Getz en el coche, Rubén pudo dormir tranquilo, Pablo se reconcilió con su saxofón, Toni descubrió de nuevo al ensemble y Bárbara pudo demostrar que la camiseta que llevaba, aunque lo pareciera, no era un pijama.

Así que ya sabéis, ¡Carrisuay Forever!

martes, 28 de octubre de 2008

Anexo bandístico: el hombre veloz

Bueno, hoy Paco estaba de buen humor y nos ha dicho, entre risas, que nos iba a suspender a todos, incluso al oboe o al clarinete fantasma, que ha hecho su acto de aparición.

El caso es que Paco estaba de tan buen humor que, para deleitarnos a todos, nos ha contado a modo de parábola un chiste de su repertorio de amigos musicales. La lección entramada en él es muy grande, pero atención al chiste:

"Esto era un hombre tan rápido, tan rápido, tan rápido que empezó a dar vueltas a un árbol y, de tanto que aceleró, se dio por culo a sí mismo"

La moraleja es que, a veces, somos nosotros mismos los que nos hacemos daño y nos impedimos hacer las cosas bien. Lecciones de sabio vestidas con palabras de alcoyano, supongo que es una mezcla cuanto menos pintoresca.

Y Suay me ha dicho que de tocar la obra que iba a pasar online nada de nada, que la tocó con su ensemble y casi se mueren de horror haciéndola por lo enrevesada que era. Y nada, con el calor infernal de las aulas del monte tossal, nos despedimos.

Atentos al Carrisuay, porque esta semana sí hay ensemble y seguro que pasarán miles de historias. Algún día escribiré la biografía-jamás-contada de Suay.

¡Suerte Carrisuayxos!

sábado, 18 de octubre de 2008

La Innovación de Carrillos: Bossax Novax

Bueno, el pasado miércoles tuvimos el primer ensayo de la temporada con Carrillos, que lo primero que hizo al entrar fue preguntarme cuando le tocaba enfadarse conmigo. Yo le dije que se esperara, que hasta el año que viene nada, que todavía es reciente el último "enfadamiento".

Con el Aula MT14 libre para nuestro uso, Carrillos nos tenía preparada una sorpresa en forma de partitura nueva para el ensemble. "Esto es difícil para otros Ensembles, pero para vosotros no" comentó. Y empezamos sin dilación a hacer escalas. El duro camino de las escalas, el mayor terror de un saxofonista y a modo de preparatoria para el examen de diciembre que aunque todavía queda, avanza lenta pero inexpugnablemente hacia nosotros. Chicos, ¡no descuidéis Reb Mayor!

Una vez terminadas las escalas empezamos con la obra nueva, que un colega de Carrillos se la había dejado para que la probase. Muchos autores contemporáneos de partituras de saxo tienen la gracia de mezclar el nombre "sax" con sus obras. Éste no podía ser menos y la llamó "Bossax Novax". Las mentes despiertas se habrán dado cuenta de que, en efecto, pretende ser una bossanova para ensemble de saxofones. Y digo pretende porque es más rara que un perro verde aunque, eso sí, tiene su gracia y bien tocada puede ser hasta divertida. Pero a primera vista, las cosas suelen fallar un poco, cosa que impulsó a Suay a irse del ensayo tan rápido como había venido.


Sí, eso es Bossa Nova. La Bossa Nova es un género surgido en brasil(principalmente los barrios de Copa Capabana e Ipanema de la ciudad de Río de Janeiro, cerca de la playa) en los años 50 a raíz de la motivación de varios músicos y estudiantes universitarios de clase media por conseguir un nuevo ritmo o "nueva voz"(significado literal de Bossa Nova). El género bebe de los ritmos brasileños como la samba, pero con un carácter más íntimo y mezclado con las influencias de Jazz norteamericano de la posguerra. Además, hace uso de armonías bastante complejas y atípicas desde el punto de vista "tradicional" europeo.

Las figuras más importantes de la Bossa nova son Joao Gilberto, Astrud Gilberto(La cantante del anterior vídeo), Elis Regina, etc. La popularidad mundial de la Bossa nova se dio de manos de varios artistas de jazz estadounidenses, entre ellos Stan Getz que versionó "A garota de Ipanema", la más popular de todas y que seguramente todo el mundo haya escuchado alguna vez.

Después de ensayar Bossax Novax durante horas, Enric llegó a la conclusión de que debía renombrarla como "Bossà Nova" haciendo un juego de palabras en valenciano que significaría "Vomitada Nueva", por si acaso no entendieras el valenciano, amigo invisible.

En fin, que tenemos nuevo repertorio y Carrillos deja de lado su vena diabólica para centrarse en el mundo contemporáneo.

Y, bueno, os dejo con "La chica de Ipanema" como representativo de la Bossa Nova.




¡¡Hasta luego!!

miércoles, 15 de octubre de 2008

ANEXO: El clarinete fantasma y el efecto Carrillos

Aunque no estemos hablando propiamente del ensemble magnífico llamado por unos cuantos "Carrisuay", sí es cierto que cada martes todos los componentes de dicho grupo salvo Canini han de enfrentarse cara a cara con Paco Amaya, mentado en la entrada anterior. Sí, son las clases de banda en las cuales ocurren cosas realmente misteriosas, casi tétricas. 

Uno no tiene bastante con la desaparición de atriles, que hasta la tarima del director ha sido evaporada. Sí, no hay ni rastro de ella. Poco a poco va desapareciendo el material, se pierden los papeles, los atriles, las tarimas del director. Por suerte, la silla de paco de 500 pesetas continúa, así como nuestro querido y nuevo director asistente, Blas (El de Epi y Blas, no confundir con José Blas). Edu Sellés y yo hemos observado que hay algo extraño en la banda. En la cuerda de clarinetes hay un alma en pena, incluso Paco ha percibido su presencia. 

Corría el 7 de octubre cuando, tras una desafortunada interpretación de una transcripción de "Los esclavos felices" (Arriaga se debía descojonar cada vez que leía el título de su obra) Paco se dispuso a ver el pasaje solo con los clarinetes que, como es habitual, son los que más problemas tienen. Se observó entonces un fenómeno que desafiaba todas las leyes conocidas de la física y de la música. A la par que la atolondrada melodía, se escuchaba una especie de murmullo como de ultratumba, pero con el característico timbre afrutado del clarinete. El Fu fu fu se mezclaba con las notas de los esclavos felices y Paco decidió parar de tocar para preguntar quién era el gracioso que estaba tocando notitas dando por saco. Pero no era ninguno de ellos. Volvieron a ensayar y el clarinete fantasma volvió a aparecer. Nadie supo decir quién o qué era.

Lo más extraño del asunto es que, hace unas horas, en el anterior ensayo, se ha vuelto a observar el fenómeno del clarinete fantasma. Aparecía, como es habitual, cuando Paco hace ensayar los pasajes difíciles de los clarinetes. Edu me confesó el otro día que el asunto le traía de cabeza y que, en sueños, se le aparecía el fu fu fu incesante del clarinete errante, y que a veces tenía pesadillas en las cuales soñaba que estaba tocando el Carrisuay y se escuchaba de fondo al clarinete espectral. 

Paco hoy, sin embargo, estaba tan cabreado que no ha podido percatarse de la presencia misteriosa del fantasma. Y es que no me extraña, ha sido una interpretación tan atolondrada que daba bastante vergüenza. No obstante, yo no siento ningún remordimiento, pues mi papel estaba prácticamente claro. Pero claro, si la presencia del clarinete fantasma turba los dedos de nuestros compañeros afrutados y estos se encargan siempre de las primeras voces, es normal que si no cumplen, Paco se enfade. Así que nos ha hecho hacer una especie de carta de arrepentimiento de nuestros errores en la que, para más azúcar, le hemos comentado lo que sabemos acerca del clasicismo que, sumado a la tensión del momento, podría resumirse en una palabra redonda: "poco".

Seguiremos investigando para ver como avanza todo el asunto del clarinete fantasma, que nos tiene más que intrigados y a algunos como a Edu no les permite conciliar el sueño. Mañana, por cierto, le toca a Carrillos estrenarse con el Carrisuay 2008-2009, así que veremos al vaquero más temido de la historia del saxofón en acción de nuevo. Hablando de Carrillos, es curioso ver como la gente le asocia diversos parecidos. Desde Antonio Lobato hasta el director de la orquesta del conservatorio superior de música de aragón, sin olvidarnos de Vin Diesel. Todo eso unido al mote de vaquero(que el mismo admitió tras ver el vídeo de la actuación de Castalla del año pasado, el cuál también era sujeto de experiencias ectoplásmicas de cierta índole). Sin embargo, han de saber que el hecho de que sea objeto de tantos motes indica, a su vez, que es querido por sus alumnos y que se ha ganado su confianza la cual, como todas, da asco.

Y nada, mañana más y mejor aquí en http://carrisuay.blogspot.com

¡Buenas noches! 

sábado, 11 de octubre de 2008

Primer Ensayo y Anexo bandístico.

Bueno, este miércoles pasado el carrisuay se estrenó como nueva formación saxofonística de cámara de cara al vigente curso. Tras una confusión que hizo que empezáramos el ensayo algo tarde (Nadie sabía donde estaba Suay, ni siquiera Pablo que estaba dando clases con él) empezamos a ver parte del nuevo repertorio. Ensayamos Empatía y La pequeña Czarda. La verdad, debo ser de las pocas personas que no han tocado la pequeña Czarda y tocan el saxo, pero bueno, al menos sí que la conocía.
El ensemble sonó guay, para ser el primer día y encima con obras "nuevas". Canini estaba solo al barítono, porque Edu R. no pudo venir y a Toni todavía no se le ha visto el pelo por el conservatorio, que yo sepa. Pero en fin, que la cosa apunta nivel, ya veremos en qué se queda la cosa. Claudia se estrenó como nueva miembro(o miembra) y Bárbara protagonizó el increíble regreso, porque son pocos los que son capaces de dejárselo un año y luego volver. Pero ahí la tienes, dándolo todo en el saxo.
Carrillos se pasó a ver cómo funcionaba el asunto y, de paso, a pasarnos revista. El ensayo fue en el salón de actos porque Paco Amaya tenía ocupada el aula MT 14, en la cual se supone que ensayaremos.
Hablando un poco de Paco Amaya y como todos los saxos lo tenemos como profesor de una o más asignaturas, ¿Cómo se debería llamar el ensemble si Paco lo dirigiera? Estuve debatiendo con Rubén acerca de las posibilidades. Podría emular a Loquillo y los trogloditas creando un grupo de cámara llamado "Paco y los Carrisuaytas", o podría querer ser más cercano y llamarse "Parrisuay". Paco tiene sus peculiaridades, que hacen que sea un personaje tan recordado dentro del mundo del conservatorio de música profesional de Alicante. Aparte de que debe tener un huertecillo plantado de patatas, patatitas e incluso repatatitas, su lema "Juntitos y Afinaos" fue utilizado por un fotolog anónimo de algún músico del conservatorio para tener un lugar virtual de reunión. Por lo visto, ahí se hizo público el rumor que venía circulando desde hace muchos años en la red, y era acerca del parecido razonable entre Blas y Paco. Tanto le impactó a éste último que, cuando su hijo pequeño le regaló un muñequito del teleñeco (Qué graciosete, jejej) nuestro director decidió acreditarlo como director asistente de la banda y la orquesta del conservatorio.
Los saxos y paco siempre hemos tenido una especie de rivalidad amistosa que ha dado grandes frutos y es que ahora, en los vídeos que pone paco en clase y después de más de cinco años, por fin hemos podido ver saxos tocando con orquesta. Supongo que debió ser gracioso ver a Carrillos y a Sempere cantar la fúnebre de Berlioz dirigidos por Paco.
Así que nada, salud a la banda del conservatorio y, sobre todo, al carrisuay, el alma auténtica de la música en Alicante :-P

miércoles, 1 de octubre de 2008

¡Comienza el curso 2008-2009!

Bueno, hoy ha sido el primer día de ensemble, en el cual nos hemos dedicado únicamente a repartir los instrumentos que íbamos a tocar cada uno y a hablar de los objetivos del año.
Se han ido del ensemble Canuto, Laura y Ana y ha vuelto Bárbara. Como nuevas incursiones tenemos a Edu Ruiz y a Claudia, que lo darán todo, jejeje.
Suay se ha cortado el pelo y ha empezado a reparirnos los instrumentos. La mayoría repetimos respecto al año pasado, quedando una configuración provisional así:
-Sopranos: Edu Sellés, Adrián y Mónica.
-Altos: Enric, Claudia, Bárbara y yo.
-Tenores: Mireia, Pablo y María José(sí sí, la del vídeo de la anterior entrada).
-Barítonos: Juan Antonio Canini, Toni y Edu Ruiz.

Edu Ruiz se estrenará como Barítono y no sabe si le gustará o qué, pero yo creo que sí, porque todo el mundo que coge el barítono termina llevándolo en un rincón del corazoncito o algo así.
Finalmente, Suay está motivado para hacer mil conciertos y ha querido que despleguemos todos nuestros contactos para conseguir irnos a tocar por ahí. Además, se le ha ocurrido un sistema de distribución del material que vamos a tocar mediante nuestro email para que así no tengamos excusa de perder los papeles para no ensayar. Apunta alto este año.
Carrillos estaba más moderado, puntualizando las palabras de suay y, finalmente, en menos de una hora lo hemos tenido todo solucionado.
Este año parece que también habrá cuartetos y, si tenemos suerte, podremos conseguir material audiovisual de los conciertos o audiciones, para así tener una especie de álbum multimedia que nos permita recordar este año.

Como anexo, muchos os preguntaréis "¿por qué Carrisuay?".
Todo comenzó cuando Joan Saldaña y Rubén Jordán estaban debatiendo sobre como llamar al ensemble. En mi pueblo, fueron presentados como "la colla de saxòfons del conservatori professional d'Alacant". Digno de dolçainers, xD. Así que empezaron a investigar.
Como ambos eran alumnos de Suay, pronto se les ocurrió "Suaysax". Posteriormente se dieron cuenta de que la presencia de Carrillos impedía moralmente poner ese nombre, así que pensaron en "Carrisax", supongo que como nombre alternativo para cuando dirigiera Carrillos. Y se les apareció ante ellos el arcángel Gabriel y les reveló que el nombre adecuado era "Carrisuay", y desde entonces siguió así.
Suaycarri se deshechó porque podía hacer que la gente, en vez de pensar que se trataba de un ensemble alicantino pensara que éramos vascos.
El resto es historia.

Y nada, la semana que viene comenzarán los ensayos, a ver qué nos depara el curso.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

De vuelta

Bueno, en realidad todavía queda una semana para que el nuevo ensemble del conservatorio vuelva a reunirse, una semana para que el Carrisuay atemorice las aulas de nuevo.
Esta vez sí, haré lo posible por hacer un seguimiento decente de las aventuras Saxofonísticas del genial grupo de cámara y, de ser posible, intentaré conseguir material audiovisual del grupo. ¿No dicen que con el Macbook puedes hacer películas? A ver si es verdad...

Pero claro, antes de escribir nada y a modo de calentamiento, comentaré algunas cosas curiosas del curso pasado:

Nuestro primer concierto fue en Castalla y yo me encargué de llevar a Edu al sitio acordado. Sin embargo, tenía un día extraño, llovía y decidí ir por Aigües de Busot, luego por Busot, luego por Jijona, Luego por tibi y, en el momento decisivo, equivocarme y llegar a Agost para finalmente alcanzar Castalla. O lo que es lo mismo, mientras los demás tardaron media hora, nosotros tardamos tres y media(Lo peor de todo es que es sin exagerar). Sin embargo, fue una aventura divertida y nos saltamos el aburri-ensayo de antes :-P
Después de eso, decidí componer Puntos de vista para aportar mi grano de arena al ensemble, mientras Rubén(antiguo miembro) hacía lo propio con My Own Voice.
El estreno mundial fue en el Mubag, dejando un concierto excelente.
Sin embargo, a partir de ahi todo fueron problemas, primero porque hicieron unos cuartetos y se presentaron a un certamen en Tarragona(el cual, por cierto, uno de nuestros cuartetos ganó) y el ensemble pasó a segundo plano. Después, la gente pasó bastante de venir a ensayar y tuvimos dos conciertos flojillos, uno en la plaza nueva y otro que contó con la colaboración de Joan(otro antiguo miembro) en Polop, el pueblo de Mireia.
Sin embargo y a pesar de todo, lo cierto es que gracias al ensemble, la cuerda de saxofones es de lo mejor que tiene el conservatorio Guitarrista José Tomás.

Bueno, dejo este vídeo porque la que pone las manos al saxo ese es una miembro(o quizá deba decir miembra) del ensemble:



Como en muchos otros vídeos, lo único en lo que debeis fijaros es en las mujeres, que dan un buen y divertido espectáculo ;-)

¡Ánimo que empezamos en siete días!