jueves, 18 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Sí, se acabaron los Allegros negra = 120, se acabaron los pelos rizados, se acabaron las odiseas del fútbol en los ensayos, se acabaron las bossax novax, se acabaron las pequeñas Czardas... Por este año. Y es que Carrisuay se despide de 2008 con una sonrisa en el saxo, aunque sin turrón como el año pasado, jejeje.
Y es que, a pesar de que ayer había ensayo, sólo asistimos la mitad del ensemble (Caninix, Eduruix, Mireia, Enric, Claudia, María José y yo -Bueno, y Edu que hizo el viaje desde El Campello como buen carrisuayxo que és-) así que tuvimos que suspender el ensayo y desearnos feliz navidad. ¡Feliz navidad!
Como regalo de navidad y gracias a Laura Castelló, antiguo miembro del Carrisuay y miembro actual del Semperensemble, traigo aquí una foto del año pasado en Castalla (el pueblo de María José) dándolo todo como siempre.
Sean felices, estudien mucho los papeles y diviértanse engordando a base de mazapanes y lo que no son mazapanes. Pablo, no bebas mucha horchata en nochevieja que luego te pasa lo de Valencia y vas llamando negra a la gente (o verde, que en tu caso es peor :-P). Caninix, quizá en 2009 Suaynoramix te deje tomar un poco de poción fortísimo-mágica así que sigue insistiendo. Eduruix, Adrián, Bárbara, María José: no os agobiéis con las carreras, que sois jóvenes y hay que disfrutar. ¡Muerte a los exámenes! Edu, descubriremos al clarinete fantasma; y Mónica, Mireia: espero que no os entre la selectividaditis aguda que otros años atacó a diversos miembros del ensemble, jejeje
Enric, Claudia, suerte allí en la tierra del turrón y el helado y a ver si para el reencuentro nos traéis un regalito en forma de turrón  :-P . Y Toni, a ver si hay suerte y te recuperas pronto de la rodilla, que nos hace falta un barítono que haga el papel del bajo y transporte, xD.
Suay, Carrillos: disfrutad de la familia ¡que el día 7 nos tenéis otra vez en la MT14 jugándonos el tipo!

Así que, sin más, ahí tenéis la foto y recordad: 
¡Feliz Navidad!



PD: En la próxima también saldréis los que faltáis ;-) (Claudia y Eduruix).

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Los saxos (igual que los percusionistas) también somos personas!!

Three For Five, el grupo más esperado del año, ha hecho su debut hoy en la concatedral.
La tarde ha empezado tranquila y Adri, Mireia y yo nos hemos reunido a hablar de cosas saxofonísticas. Íbamos de traje con detalles rojos. Mireia llevaba el cinturón, Adrián un pañuelo en el bolsillo y yo una corbata negra a cuadros rojos, pero, por si acaso, me había traído una corbata de terciopelo roja, digna de la iglesia que íbamos a invadir.
Ha sido el día de los mareos, porque Paco no se acordaba de nosotros y nos ha dicho que nos teníamos que poner de tres formas distintas. Después ha empezado el concierto y Mireia y yo hemos investigado sobre Carrillos quien, a diferencia de Suay, había venido a ver a sus alumnos. Nosotros pensábamos que era porque tenía algún mini-él cantando en el coro de niños que actuaba en la primera parte, y hemos cavilado mucho acerca de su cara de concentración. Después, vencidos por la curiosidad, hemos ido a hablar directamente con él, que nos ha confesado que sus niños todavía son demasiado jóvenes para el saxofón, y que ya empezarían a darle en unos años. Nos ha dado una lección acerca de la vida pues, cuando solamente quedaba una caja de atriles por desmontar (Pues estaban desmontando las cajas de atriles) ha preguntado si se necesitaba ayuda, a lo que le han respondido que no, que ya sólo quedaba una. Ha quedado como un señor y no ha tenido que cargar cajas, así que un 10 para él. Y es que hoy es un día de notas en el conservatorio, ya que la evaluación ha tenido lugar esta mañana.
Pero continuemos con la historia que nos atañe:
Empezaba el concierto y el debut estaba cercano. De nuestra silla y atril inicial hasta lo que finalmente tuvimos ocurrió algo insólito. Rodaron nuestras pertenencias a cuerdas, percusión, vientos. Todos menos los saxos. Lo cierto es que nos hemos sentido un poco desplazados.
Después, tras la espera, hemos salido a tocar la última obra, sin sillas ni atriles, los cuales por suerte, nos han dispensado.
La hemos tocado y nos hemos puesto de pie dándolo todo, no ha salido mal del todo y finalmente, hemos completado nuestro debut.
Sin embargo Paco, que estaba levantando a los solistas, se ha olvidado levantarnos a nosotros. Mireia se sentía como el anuncio del aire acondicionado (doctor, no soy nadie) y Adrián juraba y perjuraba: "la próxima vez se va a comer a los saxos". Sin embargo, contra todo pronóstico, Paco nos ha cogido y nos ha sacado a la palestra delante de todos, como si de una fiesta sorpresa se tratara, quitándonos de golpe nuestra sensación de vacío. No sé si ha sido improvisado o lo tenía planeado desde un principio, pero recordad: ¡Los saxos, igual que los percusionistas, también somos personas!
Así que nada, Carrisuayxos, así ha sido el debut de Three For Five y espero que tengamos más oportunidades de demostrar nuestra valía. Ya le hemos comentado a Carrillos que le mande a Paco obras para orquesta con saxos por ahí, pues queremos que el mundo pueda disfrutar más aún de Three for Five. Decir que las cuerdas y los cuerdos se han hecho fans nuestros, así que a la salida hemos tenido que ponernos gafas de sol para poder evitar el acoso y el firmar autógrafos.
¡Saludos Carrisuayxos!

domingo, 14 de diciembre de 2008

"Three For Five" y la orquesta de cuerdas

El viernes fue nuestro primer ensayo (y definitivo) con la orquesta de cuerdas para el concierto del martes en la concatedral. Ahí estábamos impasibles los Three for five (Mireia, Adri y yo) mientras paco no sabía dónde colocarnos. Finalmente nos colocó al lado de las trompas, el instrumento favorito de Mireia, y detrás de los violines, cosa que no duró mucho y fuimos desplazados.

La vimos dos veces de arriba a bajo y, en la segunda vuelta, Paco nos hizo levantarnos y darlo todo delante de las cuerdas. ¿Es una flauta? ¿Es un fagot? ¡¡¡No!!!¡¡¡Es un saxofón!!!

Así que, como si de tres Clark Kents se tratara, ahí estábamos los tres saxofonistas, dándolo todo y de pie, tocando la parte de rock & roll de Tintinabulations, la obra que os invitamos a ver el martes en la concatedral :-P

Después de eso, me examiné para cinturón negro de gimnasio y, más después todavía, asistí a la post-cena (o sobre mesa) de la cena del conservatorio, en la cual además de mi persona, estaban Eduruix (pero sin Caninix) y Mónica. Brindamos en honor al saxofón y lo dimos todo en una noche intensa.

Las fans de Three For Five se arremolinaban ante mí (también los fans de mi manera acentuada de dirigir) y me preguntaban cómo se podía sonar tan bien, ser tan guapo y esas cosas. Yo les dije: "el secreto está en el Carrisuay" y se quedaron boquiabiertas.

Y, con una base formal de fans creada y mostrándole el camino a Eduruix para ser un Carrisuayxo total, la noche pasó y, aunque casi pierdo el bus, no me puedo quejar.

Así que, ya sabéis, el martes a las 20:00 en la concatedral podréis ver el debut del famoso trío que iba para quinteto: "Three For Five". ¡No os lo perdáis!



Dos regalos :





Sí, son ambos el Rag del demonio, diabólico, como a Carrillos más le gusta :-P

jueves, 11 de diciembre de 2008

Carrillos y la lámpara mágica

¿Nunca habéis escuchado el dicho de: "ten cuidado con lo que deseas, podría hacerse realidad"?

Pues Carrillos en su día deseó que salieran bien las canciones que se tocaban en ensemble. Ya sabéis la mecánica, te encuentras una lámpara con forma aproximada de aceitera, la frotas hasta que le sale brillo, aparece un genio de la lámpara y te concede tres deseos, aunque ahora que estamos en crisis sólo tiene poder mágico para conceder uno.

El caso es que cuando frotó se vio ante sí con un genio de rizados cabellos que le sonaba misteriosamente. ¿Te conozco? se preguntó.

El genio le instó a pedir un deseo, porque tenía que arreglar las peticiones de otras lámparas en otros lugares del mundo, así que Carrillos le pidió lo que más deseaba: "Quiero que salgan bien todas las canciones que toquemos para el concierto del día nueve."

Y el genio cumplió el deseo. Esta es la historia de cómo desaparecieron todas las partituras menos la del divertimento y la de Bossax Novax. Como sólo habrían dos, el concierto saldría bien, debió pensar nuestro genio.

Así que nos contentamos con ensayar las dos obras que ya estábamos ensayando y Carrillos deseó que apareciera un tercer Saxofón Barítono, siendo así Enric el principal candidato a ocupar el puesto (aunque para el concierto del nueve supongo que tocará Suay, por el tema de los pocos ensayos que quedan... a no ser que Bárbara o Claudia, que duplican papeles, fueran las que quisieran Baritonearse....).

De todos es sabido que Carrillos, en su juventud, viajó alrededor del mundo mundial de gira. Lo que pocos han visto han sido los vídeos que delatan sus amoríos alrededor del globo, así como su primer encuentro con el genio... por eso le sonaba la cara aunque, ¿Por qué tendría el genio el pelo rizado? ¿Sería fan de Suay como lo fue en su día Carlos-Novita?

Os dejo con un vídeo en exclusiva de Carrillos, en el que además de seducir a una muchacha de muy buen ver, habla en inglés (y muy bien). Lo notaréis bastante joven y moreno, pero claro, el tiempo pasa para todos.


Sí, yo tampoco conocía esa faceta de Carrillos, pero ya se sabe, la vida da muchas vueltas.

martes, 9 de diciembre de 2008

Los percusionistas también son personas

O mi primera experiencia con la dirección.

Bueno, hoy en banda he tenido el placer de salir a la palestra a dirigir, lo cual ha sido una experiencia chocante. No es que lo haya hecho bien, más bien ha sido un show donde el tempo y la coordinación no habían sido invitadas, y la relajación se había olvidado de venir.
Me tocaba dirigir la obertura de "Los Esclavos Felices", la única parte de la obra que se conserva, compuesta por Juan Crisóstomo de Arriaga cuando tenía aproximadamente 14 años (teniendo en cuenta que murió a los 20, ya tenía que darse prisa para labrarse fama mundial).
El caso es que salgo a dirigir y doy la entrada y los clarinetes no me entran en la anacrusa, sino al tiempo siguiente, rompiéndome así toda la figura básica (tecnicismos directivos). Claro, eso unido a la hiper tensión del momento transforman aquello en una experiencia extraterrenal del concepto del caos, unido todo a la extraña manía de dejar de dirigir cuando acababa una frase.
Además, al dirigir tan rígido, marcaba acentos a cada tiempo. Al terminar, Paco me ha dicho: Ha sido muy divertido.
El percusionista se ha quejado porque no le miraba, alegando que ellos también eran personas. Lo que no sabía él (y que se lo he hecho saber) es que el arreglista no pensaba lo mismo que él, así que no los colocó en el guión, dando yo en aquellos momentos palos de ciego.
La segunda vuelta ha comenzado con los clarinetes dando por saco como antes (pero no se lo he dicho, así que mea culpa) y mi figura básica destrozada. Sin embargo, he conseguido contener bastantes finales-de-frase-parones y ha sido más estable que la anterior. Eso sí, los acentos seguían estando. Para concluir, he hecho un calderón un poco más largo de lo que tocaba, sintiendo así a medias el poder de la batuta. A medias porque un trompeta ha seguido tocando, se ve que quería más.
El oboísta me preguntaba: ¿probando qué? La respuesta es: probándolo todo.
La experiencia era como ser un niño recién nacido. Lo pruebas todo "a ver qué pasa". Uno no nace sabiendo, ni tampoco dirigiendo bandas, así que es bueno estamparse las primeras veces contra la pared, cuando todavía se está a tiempo de corregir fallitos.
Así comienzan pues, mis duras andaduras en el mundo de la dirección, siguiendo los pasos de gente tan ilustre como el internacional Rubén Jordan (léase Yordan) y Adrián.
La moraleja de todo esto es que, aunque la sociedad se empeñe en negarlo con fuerza, los percusionistas también son personas.

¡Suerte Carrisuayxos!

domingo, 7 de diciembre de 2008

Los Saxos sinfónicos

Sí, el trío de saxos más cañero, los "Three for five" (tendríamos que ser cinco, pero somos solo tres), formados por Adrián Delgado, Mireia Cano y Arturo Albero, se adentraron, una vez más, en las tierras del grupo de vientos de la orquesta, más conocido como la "Jet Set" del conservatorio. Paco Amaya siempre ha dicho: "Los que partís la pana sois vosotros... y los saxos".
Y es que claro, los saxos somos unos pobres desgraciados en temas orquestales, ya que nacimos tarde y no supieron apreciar nuestras cualidades en su día. Maldito Berlioz, ¡Si eras colega de Sax! ¿Por qué no le pusiste saxos a alguna de tus sinfonías?
Supongo que sería porque Sax no era francés, sino Belga.
El caso es que volvimos manos a la obra, un jueves más con Paco, a ver el Ebony Concerto de Stravinsky y Tintinabulations. Nadie, salvo Mireia se había estudiado la de Stravinsky, lo cual enojó a Paco bastante. Aún así ensayamos y la propia Mireia nos deleitó con su solo.
Después, vimos Tintinabulations, una obra que son variaciones sobre villancicos, para orquesta y grupo de vientos, saxos inclusive. Cuando nuestro papel acabó, decidimos irnos, no sin antes ver como Paco desarrollaba la técnica de "no hables con SaxConocidos".
Y es que, cuando fui a preguntarle acerca de cuándo debíamos volver, se giró a hablar con la oboísta primero. En una segunda intentona, con la flautista que pasaba por ahí. Finalmente, aunando fuerzas Mireia y yo, conseguimos que nos hiciera caso y nos dijo que nuestra próxima cita con la orquesta del conservatorio era el Viernes, en el ensayo general, a las cinco y media. Tintinabulations será mi primera experiencia tocando con una orquesta, pero no tiene por qué ser la última.
Voy a dejar una serie de vídeos para que disfrutéis de "Los Saxos Sinfónicos" :

La rapsodia para saxofón alto, de Debussy.




El primer movimiento del concierto para saxo y orquesta de Charles L. Brooker.



Y finalmente, la primera parte del concierto de Glazunov.

Así que nada, una semana cargadita saxonalmente, divertíos este finde y disfrutad de la música, que nunca está de más.
¡Hasta luego, Saxos!

jueves, 4 de diciembre de 2008

Eduruix y Caninix

Sí, hoy hay una entrada más, referente al grandioso ensayo de hoy con Suay, en el cual hemos tocado Empatía hasta hartarnos y hacer que funcione casi a la perfección. Después, nos hemos repasado ligeramente la Obertura de Beltrán. 

Ha sido un ensayo curioso, poco a poco iban llegando los integrantes y, aunque pensábamos que no íbamos a ensayar, ha sido intenso.

Mientras Adrián bajaba a hacer fotocopias de Empatía, hemos afinado con mi super Sol continuo, que casi me deja sin aire. Finalmente, tras aparecer Enric, hemos comenzado a darlo todo.

Y es que solamente quedan 3 ensayos hasta el próximo concierto, así que hay que ponerse las pilas. Como siempre, Carrisuay y prisas van cogidos de la mano. Sin embargo, se echa en falta a Toni, que sólo ha venido a un ensayo o dos (Toni, corre, el ensemble te necesita!).

Contaros una de las tónicas más comunes del ensemble, que hoy me ha revelado una extraña paradoja temporal. ¡En el carrisuay, venidos desde la Galia, contamos con Eduruix y Caninix y el druida Suaynoramix! ¿No os resultaba extraño que Canini siempre le preguntara a Suay si podía tocar fuerte y éste le dijera a él que no mientras que ha Edu Ruiz le decía que lo hiciera? Lo que pasa es que Canini, de pequeño, cayó en una marmita de fortísimos y por eso se ha quedado con ese forte sobre humano. Quizá sea ese el secreto de su gran habilidad con los armónicos...

Pero bueno, ¿qué os pensabais? ¿Que la entrada de hoy iba a ser un cuento de hadas extenso como la mejor novela y educativo como el mejor libro de filosofía? 

¡Pues no!

Así que a estudiar escalas, que aunque haya pasado el examen de 2008, nunca está de más prepararse con tiempo para el del año que viene.

¡Suerte Carrisuayxos!

martes, 2 de diciembre de 2008

Érase una vez La Polondromía Flamenca

Hola de nuevo, saxoadictos, aquí estamos para contar las peripecias del Carrisuay el día del examen de escalas de saxos.

Como todas las navidades, hay un día que los saxos temen como a su propia muerte: El día del examen de escalas. Este año, para innovar, se ha decidido tocar los estudios con la pianista, en caso de tener estos acompañamiento para piano. Y nada, hemos tocado. 

Yo he salido el primero, con una buena escala cromática, una escala de Lab Mayor salvable y un estudio que, según me han dicho Suay y Sempere, carecía de intención. Pero no solamente he hecho yo el examen. Después de mí ha hecho su turno de actuación María José, también con Lab Mayor y haciendo el otro estudio que se podía hacer. Luego Mireia con Sol#m, que se le ha atragantado un poco, y también con el estudio que no he hecho yo. Después ha venido Edu que estaba revolucionado y ha terminado en un minuto, con una flamante y veloz interpretación del estudio que tampoco había hecho yo. A Laura ya le ha tocado hacer el mismo estudio que a mí. Por en medio, y sin tocar la pianista, Edu Ruiz nos ha deleitado con su Fam y su estudio. ¡¡Qué estudiosos todos!!

Luego he ido a historia y María José ha sido protagonista de una de las mejores historias de historia. Estaba diciéndonos el profesor que los juglares eran hombres y mujeres que iban tocando y bailando con cabras y demás animales y Mª José le ha preguntado: ¿Las mujeres también? A lo que el profesor rápidamente ha contestado: "Claro, si hasta los animales lo hacían...". Una contestación inofensiva, aunque en una clase en la que solamente hay dos chicos y el resto son mujeres, es arriesgada. Además de que puesta en manos de una feminista podía suponerle un follón al pobre. Por suerte, somos gente civilizada y, aunque el profesor se ha asustado ("No he dicho nada", decía nervioso), las mujeres de clase se lo han tomado a risa y como anécdota.

Y hablando de anécdotas y a petición de Edu Sellés, os voy a contar la historia de la noche en la que el Carrisuay casi se muere de un ataque de risa (o de tos, según Rubén).

Estabamos en el aula de la CAM, que teníamos concierto después del coro del conservatorio, que en aquella época dirigía el intrépido Paco Jones Amaya. Total, que estábamos en la parte de atrás del escenario y nadie sabía cuando teníamos que salir. Canuto escuchó aplausos y, vista la indecisión general, decidió que era la hora de salir. ¡Dónde nos había metido!

Sucedió que la presentadora todavía estaba en mitad de la presentación y, claro, nos sentamos ahí, tan panchos, mientras ella comenzó a hablar del ensemble. Según ella, la agrupación pertenecía al "conservatori de Alicant" y era dirigida por Francisco Suay (¿os imaginais a Suay con una ceja o a Paco con el pelo rizado?) e iba a a interpretar las piezas "La polondromía flamenca" y "la dansá del diable simpa tic" entre otras.

Claro, imaginaos a Carrillos, que tenía que tocar el soprano, con la cabeza roja como un tomate, a Rubén incapaz de contener la risa, a todo el mundo nervioso por temor a que se le escapara la carcajada y a Suay, de espaldas al público, también con risa pero diciéndonos que nos controlásemos. Rubén no pudo aguantar y una ruido vibrante y sordo atravesó la sala, hecho que está registrado por las grabaciones de Toni. Total, que casi morimos de la risa, lo cual nos motivó para hacer un concierto redondo que nos hizo olvidarnos el mal trago a nosotros y a los espectadores. Suay nos contaba que a él, en un concierto, le pasó que habían comido sepia y se empezaron a imaginar que se les salía un trozo de sepia por la campana del barítono. Supongo que será un tema generacional el de las risas imparables en los conciertos.

Así que nada, recordad, no salid al escenario antes de tiempo a no ser que os queráis exponer a un ataque fulminante de risa y estudiad Lab Mayor.

¡Hasta otra, Carrisuayxos!

lunes, 1 de diciembre de 2008

Analizados

La semana pasada fue una semana repleta de saxos. El martes, como siempre, disfrutamos de Paco Jones y sus relatos misteriosos, a la par que tocábamos odiósas transcripciones de cuerda para saxo (¡¡no somos violas!! ¡¡no podemos hacer esos tremolos bien!!).

El miércoles, gran parte del ensemble nos encontramos con el odioso examen de análisis, que nos trae de cabeza a todos y que algunos como Pablo, a día de hoy, ya han hecho. El examen es una faena, ya que consiste no solamente en el examen como tal, sino también en un trabajo al que hay que añadirle aprenderse los autores de las obras del CD. Y encima a Paco también le ha dado con la polifonía (el tema que tratamos) así que es un constante de todo ese tema.

La obra a analizar es "Diferencias sobre las vacas".

Después de análisis comenzó lo bueno, ensemble. Vimos la obra de David Beltrán, Obertura, la cual está chula, aunque suena muy "fantasiesca". Estuvimos dándole un buen rato y salía "de CD" (en realidad, salía bastante leento, xD). Después, como sobraban cinco minutos, a Suay se le ocurrió ver Empatía, con la que estuvimos hasta casi menos cuarto. Veías a la gente agobiada y tosiendo para disimular la frase "es la hora", y Suay con su sonrisa habitual que, aunque inconsciente de la situación, la ponía "por si acaso".

Y, nada, mañana es el dichoso examen de escalas, avisado con dos semanas de tiempo y preparado en una semana y media, en el cual tendremos que tocar dos estudios con pianista, cuando la media de ensayos con pianista por persona habrá sido de 1'2 o algo así. En fin, supongo que será una Aventura, un "a ver qué sale".

Seguro que sale bien.

Además, cabe destacar la inclusión del mejor trío saxofonistico - orquestal jamás creado en la orquesta de vientos de paco. Sí, os hablo de Adrián, Mireia y de mí, que fuimos el jueves pasado a darle una lección a las trompetas de cómo se pica y a darle un repaso a la banda de cómo se toca, en general. Paco decidió jugárnosla poniéndonos una obra que no conocíamos a primera primerísima vista, la cual nos agobió al principio, pero fue fácil al final.

Es un lujo tener saxos, dijo Paco, no sé si con primeras, segundas, quintas intenciones (ya que estaba deseoso de que fuéramos desde hace semanas) pero el caso es que sí, es un lujo tener saxos y más tener un Carrisuay.

Por si fuera poco, encontré "la rapsodia" de Debussy en la biblioteca mundial de partituras o algo así, y ya tengo el guión para orquesta, para dárselo a Paco Jones y que no se queje de no tener repertorio para saxo.

Así que, Carrillos, Suay, ya sabéis una buena obra para proponer a las futuras y presentes generaciones.

Con esto me despido por hoy, mañana más.