martes, 22 de diciembre de 2009

Carrisuay Navideño

Pues sí, tras el 5 en Carrisuay se acerca la navidad con un frío insospechado y también se pausan los ensayos. Eso no quiere decir que dejemos de sentirnos Carrisuayxos. Tras una dura tarde de lunes, los tenores nos teníamos que reunir con Carrillos pero por diversos motivos decidimos que sería mejor ensayar el lunes antes del primer ensayo. Así que fui a avisar a Ana y a María José pero a Ana no la encontré. A María José la vi en la puerta, al salir de Historia ella, y se lo dije. Le vino muy bien. A Ana me la encontré después al salir de saxo. Le vino muy mal.
Pero la fecha está acordada ya y Carrillos nos verá las caras el lunes 11 de enero.
Suay se despidió en el ensayo con la obra de Óscar Navarro recién puesta sobre nuestros atriles. Se trata de una pieza que bebe mucho de la música de películas, especialmente de Aladdín. Pero claro, no sería lo mismo si no ensayáramos Retornos. Así que volvimos a tocar Retornos para despedirnos de 2009 de una manera lo más contemporánea posible.
También sufrimos los vaivenes evaluativos en las clases de conjunto instrumental, donde hubo quejas pero nadie se atrevió a quejarse. Pero bueno, bajo la promesa de estudiar decidimos no ir a clase al día siguiente, con lo cual no estuvo mal del todo para los que conseguimos aprobar.
La lluvia acecha nuestras vacaciones y se combina con un frío penetrante que nos impide abrir la puerta del aparcamiento del conservatorio. Aprovechamos para hacer un Ranking de fuerza entre la gente que vino.
El primero que la abrió fui yo, y me costó tres intentos y emplear las dos manos en el último. El segundo en llegar fue Edu S. y también usó tres intentos, aunque un solo brazo. Después apareció Pepa Lledó y abrió la puerta en dos intentos: uno para comprobar que había que usar fuerza y otro con un ímpetu que Edu se asustó y todo. Luego vino Ana que usó 4 intentos y dos manos, pensando que nunca podría. Maria Elena del clarinete no consiguió abrirla. Así que podemos concluir que la fuerza de Pepa escapa de los límites del pensamiento humano. Carrillos puede conseguir una fuerza similar cuando te clava los índices en el abdomen. Suay es su aprendiz y, por suerte para mí, no alcanza semejante poder de destrucción abdominal.
Y la lluvia que congela las carreteras y nos deja ver a veces el arco iris nos deja oír lejanamente el rumor de unas notas musicales que no distinguimos... Sí, son los Carrisuayxos estudiando de forma navideña escalas y arpegios, como bien hacían los Aristogatos que tanto le gustan a Ana. ¿Querrá que seamos los Aristosaxos?


Sí, la navidad está ahí y de regalo seguramente recibamos muchas escalas, algún armónico, unos pocos estudios... El año pasado, cuando los reyes me trajeron el Walter Piston de armonía todos, incluido el profesor, se rieron de mí. Era los tiempos de Three for Five, cuando íbamos a ensayar con la crême de la crême los cinco elegidos (Adri, Toni, Canini, Mireia y yo) aunque la mayoría de veces éramos solo tres. En los conciertos no teníamos sitio, casi ni nos levantan a pesar de nuestro solo, etc. Es similar a lo que le pasa siempre a los tenores.
Pero también hay buenos momentos en los que aparece gente que nos comprende... o eso queremos creer.
Así que pedidle a Papá Noel que os regale comprensión, escalas y turrón, que es lo mejor para estas fechas.

Oigo retumbar a lo lejos las teclas de un caballero como los de antes, de barítono en ristre y slap potente. Oigo a su escudero también a lo lejos tocando la pianola... ¿Quién será? ¿A qué vendrán? ¡Lo sabremos después de Navidades!

¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

jueves, 10 de diciembre de 2009

Carritmos y la máquina de hacer saxos.

Sí, ayer fue una dura sesión musical tras el puente. ¿Qué es un puente? Básicamente es cuando tienes al menos un día más de fiesta en el fin de semana y todo el mundo te dice que tendrás más tiempo para hacer cosas, pero se acumulan los planes y al final no acabas haciendo nada. Si no se cumplen esas condiciones, no es puente (si puedes hacer cosas, se llama "vacaciones" y, a veces, ni eso).
El caso es que tras un mastodóntico examen de Análisis al que nos enfrentamos Claudia, Edu S. y yo y que nadie pudo acabar entero, nos dirigimos a la cantina a reponer fuerzas para poder asistir al ensayo, que Carrillos se había preocupado de llamar a todos durante el puente con amenazas varias como: "Estudia". Claro que, el hecho de que llamara el último día hace sospechar que él también estaba ocupado.
Así que, haciendo un alarde de valor, incito al grupo a subir las escaleras a donde Suay y Carrillos esperaban reunidos con los padres de Canini, Cristina, Santi, Pablo, etc. Léanse los yogurcines del ensemble.
Cristina confesaba que no se dió cuenta de las artimañas de Santi, a quien ha transformado en su lacayo y ahora debe, cada vez que ella va a hacer acto de presencia en algún lugar, anticiparse y hacer sonar en el móvil la melodía del Padrino. Ella tiene muchos bautizos y siempre, SIEMPRE, es la madrina.
Subíamos sin parar mientras Ana se emocionaba sólo de pensar en los dos chistes malos que me contaría en ese ensayo.
Empezamos a afinar y a tocar "Sax ex Machina", que viene de la frase "Deu Ex Machina" que es cuando en una historia pasa algo porque sí. Por ejemplo, estamos viendo una historia de mafiosos y, de repente, cae un meteorito y destruye el mundo. Eso es un Deus Ex Machina. Sin embargo, en realidad en este caso se trata de una máquina de hacer saxos. Saxos que toquen ritmos como máquinas. Y es que, aunque no es difícil, los ritmos son peliagudos (en el sentido de que, si fallas por lo que sea, es muy difícil engancharse). Los tenores sufrimos mucho al principio, y Carrillos el que más. Sin embargo, gracias a nuestra líder María José y a los chistes de Ana pudimos aprender de nuestros errores y afianzar nuestro papel rítmico. Los barítonos se esforzaban, pero la falta de José Alberto les hacía ir a medio gas, a pesar de que Canini trataba de imprimir potencia a su cuerda. Edu R. disfrutaba de su saxo recién arreglado y sabe que hoy le espera una dura clase con Carrillos.
Los altos estaban al completo y, esta vez sí, tenían los papeles. Los soprano tenían la carencia de Bárbara Esquerdo y luchaban por aguantar el tipo. La pobre Claudia no sabemos cuánto tiempo pasará hasta que coja saxofonitis, debido a que no para de aspirar el interior del tubo del soprano(por petición de Ximo Cano). Ana ha pasado de las peticiones de Ximo y ha decidido darle un toque personal a su parte percutiva. Edu R. se quejaba de que nunca, ni siquiera en la palindromía flamenca, le tocan papeles de percusión corporal.
Finalmente, conseguimos alcanzar el final de la partitura y Carrillos decidió juntarnos por cuerdas un día. Casualmente todos podemos los lunes.
Los ritmos infernales de la obra lograron obrar en Javi una pequeña metamorfosis y pasó a llamarse Carritmos. Ahora, Carritmos lucha contra la malvada organización de los arrítmicos, que quieren erradicar el ritmo del mundo. ¿Podrá nuestro héroe detenerlos?
¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

jueves, 3 de diciembre de 2009

La esencia del examen de saxo

Hola, Carrisuayxos.
Ayer por fin dieron por finalizadas las intensas jornadas del examen de Saxo, que como muchos sabréis consiste en escalar y hacer estudios. Sí, un infierno saxofonístico que nos libra de ensemble y nos llena de tensión.
No obstante, no nos libró de banda, lugar en el cual Santi se atrevó a estafar a la mafia para conseguir coger un estuche. Lo peor de todo es que me hizo su cómplice en tan delicada tarea: Teníamos que coger el soprano de Cristina, que estaba sobre su funda, y apartarlo para poder coger el mencionado estuche.
Mientras Cristina estaba fuera, Santi cogió con extrema delicadeza el soprano procurando no hacer ruido. Me lo cedió para que lo sujetara mientras él exploraba la funda de Cristina en busca del tesoro anhelado y, cuando lo consiguió, le devolví el saxo para que lo volviera a depositar en la funda. Justo cuando se lo devolvía apareció por la puerta del aula 14 la señorita Scagliarini y, con las prisas, Santi colocó como pudo el saxo encima de la funda. Algunos dicen que al revés, otros dicen que torcido... pero Cristina no se fijó en él sin saber que, a sus espaldas, había sido manipulado.
Después de ello tocamos Timanfaya y entregamos los dichosos trabajos de banda que a más de uno nos han llevado de cabeza. Yo lo hice sobre Franz Schubert y su sinfonía "La Grande", que es el D944(se le atribuye el número 8 o 9). Otros lo hicieron sobre el Bolero de Ravel. Una de ellas, Ana, no paraba de contar chistes para olvidar así sus penas y su dolor de cabeza. Chistes como: "¿Qué hace un chicle cuando da una vuelta? La vuelta chiclista". Luego del ensayo y notando mejoría en los saxos, fui a hablar con el señor director. Sí, mejoría, los saxos estamos empezando a dejar de ser esos dorados olvidados para tener, poco a poco, un lugar en el mundo musical no-saxofonístico. Incluso tuvimos nuestro papel protagonista, aunque nos comparara con un órgano desafinado- en realidad es un registro del órgano que da una nota afinada y otra ligeramente desafinada para producir un pequeño vibrato, así que se trataba de un halago a su manera, xD-.
Yo fui a hablar con él para poder enseñarle una obra que hice para banda que se llama "El castillo en el cielo" o algo así, el caso es que es un poema sinfónico con fuerte presencia del saxofón soprano. Y hablando de cosas celestes, también a Suay le enseñé una obra que preparé para ensemble de saxos que se llama "La esencia del aire" y cuyos papeles repartió durante el examen. Se trata de una obra que nace de mi reacción al escuchar una de Philip Glass la cual me pareció bastante aburrida y repetitiva. Me dije: Si es que, se puede usar esa técnica sin rayar tanto...
Y empieza con una introducción al más puro estilo "New york Counterpoint" o "minimalista", pero bastante melódica. También es mi primera obra que requiere hacer efectos con el saxofón pero, no os asustéis, son solo soplar y hacer tremolos con las llaves para simular al aire y sus oscilaciones. De duración va pareja a "Puntos de vista" y, aunque un poco más difícil, tampoco lo es mucho más. Así que espero que os guste. Está sujeta a cambios y sugerencias.
Y nada, de los exámenes de saxofón poco más que decir, estudié bastante pero no sé si eso se vio reflejado en él aunque la cromática sorprendió a Suay quien pensaba que no la podría hacer igual. Y no, la haría mejor. Lo cual no significa que la hiciera excepcional, ¿eh?
Y un detalle curioso fue mi "Bueno, podría ser peor" y su contestación de "También mejor" que no es la primera vez que sucede en un examen de escalas (de hecho, esas frases textuales se dijeron también el año pasado). ¿Será esa la esencia del examen de saxo?
¡Hasta la vista Carrisuayxos!

sábado, 28 de noviembre de 2009

La Dança del Carrillos Simpàtic

Por fin se nos tuvo en cuenta en el solo de la obra de Ramos pero ahora dice que necesita que no sea un solo y suenen todos los tenores, o sea, dos, porque si no se le descompensa la obra. Todo eso y mucho más en banda. Se ve que la vuelta a los tenores me ha afectado porque, como debéis saber todos, el instrumento más ignorado de la banda es el saxofón y, cuanto más grave, más se le ignora. Los pobres barítonos son considerados caricaturas de tuba (cuando sus capacidades son totalmente distintas) y los tenores ni eso. Normalmente a un tenor se le dice que toque piano, cuanto más piano mejor. Si no suena, mejor todavía. 

Son muchos años ya, luego cuando algo les falla dicen: uy, si no suena algo, ¿qué será? ¿flautas? ¿corno inglés? ¿coro? No, son los tenores, que tocan tan piano que no los oyes.

En fin, es una carrera dura la del saxo tenor en un mundo tan cruel. "No es país para saxos" rezaba la película de Bardem, pero decidieron cambiarle el nombre en el último momento.

Sin embargo, un atisbo de esperanza se vislumbra cada miércoles en ensemble. Esta vez nos estrenamos ensayando la obra de Ximo Cano, cuyo papel no habían podido conseguir por diversos motivos los altos. Pero ahí estábamos el resto dándolo todo. Incluso Carrillos estaba más implicado de lo normal. Y mira que de normal ya está muy implicado. Pero esta vez puso toda su energía en hacer que Ana comprendiera su pasaje de vital importancia y trascendencia. Se trataba de una parte en la que debía demostrarnos sus habilidades de percusión corporal haciendo "clip amb els dits" y "palmada al pit". Como al principio no le salía y era bastante llamativo, Carrillos le hizo un ejemplo. Su cara de concentración era máxima y por su cabeza pasaban los siguientes pensamientos:  "no te rías, tienes que parecer serio, no te rías, espero que hoy no haya partido, no te rías". Sí, finalmente, gracias a la dança del Carrillos simpàtic, Ana pudo hacer su ritmito que se complementaba con els xuclits de Claudia, que tenía que absorber del saxo para que sonara. Lo mismo, por culpa de absorber un saxo radioactivo, Claudia aparece el martes con super poderes como el de tocar super escalas por super segundas, super terceras e incluso super cuartas. Y esperemos que le dure para el fatídico examen del miércoles. Es la semana mágica del Carrisuay Inglés, y las escalas caerán como agua de mayo.

Finalmente, acabamos el ensayo a las 21:40 apurando al máximo. Y es que la obra de Ximo Cano es larguísima. La semana que viene no hay Carrisuay, pero sí examen de escalas y hay que entregar el trabajo de banda. Aparte, algunos tenemos examen de historia y otros más desafortunados de análisis. Ay, blanca navidad, que te me petas de examencillos.

¡Buenas tardes y hasta la vista Carrisuayxos!

jueves, 19 de noviembre de 2009

442,440, 438...

Los números prohibidos del ensemble... sobre todo si sirven para representar herzios. Y seguro que os preguntaréis por qué. Lo sabréis a continuación....

¡Así que a leer!


Hola Carrisuayxos, aquí estamos un día más para contar las hazañas de un ensemble mítico, mágico, hermoso y soberbio capaz de hacer perder los nervios hasta al mismísimo Suay. Todo gracias a Garrigós y su obra retornos que ha sido, para el ensemble, un retorno al infierno y las dificultades de antaño. Pero, tranquilo, que para el próximo ensayo me saldrá hasta a mí. También nos estrenamos, quizá algo torpemente, con el minimalismo. Minimalismo que la Castelluda Maria José y la Mafiosa Scagliarini se perdieron. La segunda estaría haciéndole alguna oferta a alguien. Sí, ofertas de esas que no se pueden rechazar.
Pero hay una herida en el corazón de la mitad del ensemble, esa mitad que no va a Big Band y que, día tras día, martes tras martes, se enfrenta a unos ensayos en los que parece que no son tenidos en cuentas. Primero fueron las entradas, de las cuales éramos privados. ¿Por qué los directores no nos dan entradas ni aún cuando tenemos solos? ¿Es porque somos saxos?
Sí, pero es que la discriminación alcanzó su punto álgido cuando, en el último ensayo, no fuimos afinados. En mi caso, debido a que no había saxo -aunque nada tenía que ver aquí ningún ente benigno o maligno de grado medio-, no toqué pero mis compañeros se sintieron olvidados. Somos como Teruel, ¡existimos!
José Alberto achopijohuévamente se compadece de nosotros desde la big band a la vez que, cuando hay ensayo con Suay, nos avisa sin palabras de que es la hora de tocar. Como avisa: "Cuando bajo yo, es que hay que subir".
Santi y Ana contaban ayer consternados el suceso de la no afinación al resto del ensemble. Claudia, que no vino ese día a banda, escuchaba asustada - tan asustada que llegó tarde a Análisis aun sabiendo que Pepa enfadada es capaz incluso de asustar más -. Para completar los sustos Edu Ruiz contó cómo se había rebatido su trabajo delante de todo el mundo y se le había acusado -aunque la intención no era la ofensa- de haber cogido sus datos de otros sitios.
Vamos, que fue un desastre el ensayo del martes.
¿Qué sucede? ¿Por qué estamos descontentos? Pablo, Javi y "el chaval del saxo" -así se refirieron a él sus compañeros-, los saxos de la BSCA que no están en el ensemble, como son nuevos -a pesar de que yo piense que se llaman Roberto- piensan que es algo normal pero los más veteranos sabemos que no y nos gustaría que esta situación cambiara. ¿Cuál debería ser nuestro Slogan? Algo así como "Porque los saxos también debemos afinar..." ó "Quizá no nos queráis dejar hueco en la orquesta, pero al menos dejadnos afinar en paz". Quién sabe, quién sabe.
Suay tampoco se cortó en su ensayo que, aparte de soltarnos una merecida bronca, nos deleitó con algunas joyitas. A mí me engañó y casi acabo golpeando con el boquillero de metal el saxo de Ana. En la partitura ponía "Golpear con las llaves" y, claro, yo saqué las llaves de mi casa para golpear a lo que suay me dijo: mejor saca el boquillero de metal, que harás más ruido. Por suerte, me pararon antes de que lo hiciera.
Y la pobre Ana recibió un bautismo carrisuaysal. Ahora es Enana. ¿Por qué? Porque había una pasaje que "ho tenien que tocar tots en Ana". Y, claro, tanto se tocó En Ana que acabó siendo Enana. Pobre Enana que ya nunca más será Ana.
Santi tenía curiosidad por saber qué era el Tenis Slap que practicaban los Slapeños Canini y María José y yo se lo dije. Pero como un Slap vale más que mil picados, estate atento al próximo partido/ensayo del ensemble para ver cómo se desarrolla un verdadero partido de Tenis Slap.
Así que nada, amigos míos, os recomiendo que afinéis regularmente para que no os olvidéis en qué consiste, ya que es probable que no volvamos a afinar nunca, nunca más.
Lo único que quieren los pobres saxos es que los quieran, que les dejen tocar en armonía y afinación con el resto. ¿Por qué no se nos concede este pequeño deseo que tan beneficioso para todos es? Porque nadie se olvida de afinar a los clarinetes, ni a las trompas, ni al timbal. ¿Por qué a los saxos sí?
En fin, Otro día habrá más suerte.

¡Hasta la vista Carrisuayxos y no enferméis mucho!

PD: Aprovecho para añadir mi defensa frente al comentario que hizo Suay cuando dije que Philip Glass tenía, entre otros trabajos, parte de la banda sonora del Show de Truman. Sí, Suay me dijo: qué va a ser el show de Truman de él.
Pues bien, aunque sí es cierto que no es en su totalidad la música obra del autor minimalista, sí podemos afirmar que Philip Glass participó de forma más o menos activa en la banda sonora del show de Truman junto al compositor Burkhart von Dallwitz.
¿La prueba?
Ficha del Show de Truman en la página web de Philip Glass.
Visitad ese Link de la página oficial del compositor. Como se puede ver, incluye el Show de Truman entre sus trabajos. Que luego parece que yo hable por hablar...
Así que, ya sabéis, Philip Glass es el del Show de Truman, entre otros compositores (decir también que coge obras de autores consagrados como los desconocidos Johannes Brahms, Wolfgang Amadeus Mozart, etc.).

Ahora sí, ¡hasta la vista carrisuayxos!

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Saxos, Mitos y atonalidad (sexo, drogas y rock&roll).

Algunos Carrisuayxos tenemos el valor de enfrentarnos a la BSCA y superar con notable esfuerzo las largas sesiones de la música más atonal de Vicente Egea y el señor Ramos. Entre los escogidos estamos Claudia y Eduruix al barítono, Santi y Cristina al alto/soprano y Ana y yo al tenor.
Mucho tenemos que sufrir pues todo el mundo sabe que los saxos somos ignorados en el mundo de conjuntos instrumentales (salvo en ensembles de saxofones, lógicamente) y tenemos que tragar cuando vemos como los directores dan la entrada a oboes, a trompas... pero no a los solos de saxos. Y, dentro de los saxos, el sector marginal se compone por barítonos y tenores. Los barítonos ya es que directamente afinan con las tubas y se refugian en sus atriles esperando alguna filántropa indicación. Pero nunca sucede.
Lo que sí que sucede es que el alto Santi que, recordemos, es natural del antiguo egipto (aunque diga que es de Aspe, sus jeroglíficos lo delatan) y tiene un hermano gemelo que es igual que él pero sin tanta cara de bueno. Sí, Sí, todo eso es muy bonito. Pero Osiris y Seth también eran hermanos gemelos... y uno de ellos descuartizó al otro. Es como el mito de Caín y Abel, del huevo y la gallina. Lo que pasa es que siempre hay una Isis que salva la situación de una manera o de otra. Cristina, ¿te tocará a ti hacer de Isis en esta tragedia bandística? Y más teniendo en cuenta que uno es clarinete y el otro es nuestro estimado saxo alto.
Eduruix opina que le da igual que no le guste la música que tocamos en banda porque no la entiende. Sencillamente, como muchos, no le gusta porque no le gusta. A mí me parece cargante porque hay mucha tensión, mucha tensión, pero nunca hay relajación. Coincidimos plenamente en que no es mala música ni mucho menos, sencillamente, a oidos nuestros y de mucha gente, no está compensada y la inquietud que produce hace que te canses. Yo añado que la música dodecafónica no es la música de nuestra época pues ya tiene casi 100 años. No es la sonoridad de mi época, sino la de hace cien años.
La sonoridad de nuestra época la tenemos que hacer nosotros, no tenemos que vivir condicionados por la lapidaria frase de "la tonalidad ha muerto, nadie superará a Beethoven". Incluso existen caminos eufónicos a oídos poco entrenados que no son tonales (aunque por su sonoridad "agradable" lo parezcan). Mi pregunta es ¿Por qué nos tenemos que conformar entonces con una música que no nos gusta?
Paco Amaya habló de que tenemos que diferenciar entre la música que nos interesa y la música que nos gusta. Y digo yo, sin quitarle valor a lo que dice él, ¿es que ya no se pueden componer obras interesantes y que nos gusten? ¿acaso es pecado? Y otro de los grandes interrogantes de la vida humana es por qué los autores se ceban con la música "rarofónica" para ensemble de saxos. No digo que esté mal que la hagan pero cuando el 60% de lo que tocas es música de ese estilo, el 20% transcripciones y el 10% música popular o jazzera dices: ¿acaso no existe más música apta para el saxofón clásico contemporáneo?
Y el caso es que, muchas veces, esas obras son divertidas de tocar pero, como decía Pablo el de Rosendo, a veces se convierten en "divertimentos para uno solo".
Todas esas charlas para intentar convencernos de que la música dodecafónica es la música culta de nuestra época y que la música de bandas sonoras y popular es un aborto me parecen un tanto sin sentido ya que en las épocas más respetadas de la música los autores componían lo que podían, tanto música para el pueblo como música para ellos. Y ninguna era mala por el público al que iban destinados. ¿Acaso no es John Williams uno de los grandes compositores del siglo XX? Aunque sólo sea por su influencia, sí. Luego puede parecerte mejor o peor. Igual que Bizet, Igual que Beethoven, igual que Bach, igual que Desprez. Todos hicieron música para ellos y también para el pueblo.
Y con estas divagaciones sobre lo poco que me gusta que nos intenten convencer de cosas tan abstractas y arbitrarias como cuál es la música de nuestra época (que, si me lo preguntan, me limitaría a responder: la que los compositores de nuestra época compongan) me despido por hoy a la espera de que el demonio de las cuevas de Nerja nos transmita sus poderes superhumanos y podamos hacer un ensayo guay. Lástima que no juegue hoy el hércules para irnos antes del ensayo. Qué, por cierto, como crítica constructiva a todo el ensemble... Yo prefiero entrar antes y salir antes que entrar después y salir después... Es para pensárselo, aunque en la mayoría de casos, no se puede remediar.
Así que, amigos míos, defended vuestros gustos en la música de vuestra época, pero no tengáis miedo de conocerlo todo aunque al principio os suene cacofónico -es probable que os acabe gustando antes de lo que creéis... y también es probable que no, xD-. Es bueno aprender tanto de los errores como de los aciertos del pasado (y a veces no es muy claro distinguir qué cosa es error y qué cosa es acierto).

¡Hasta la vista Carrisuayxos!

jueves, 5 de noviembre de 2009

Frases célebres Edición I

Ya que me fugué por enfermedad un maravilloso ensayo del no menos maravilloso ensemble, voy a compensar vuestras mentes deseosas de historias con una pequeña recopilación de frases y momentos célebres vividos en el Carrisuay que será la primera iteración de una nueva sección en el blog.
Para ello cuento con la inestimable ayuda del de Rosendo que, siendo daltónico, nos deleita con la primera frase del compendio:

Pablo: "Para gustos, colores".
Quizá por eso tendrá un gusto tan raro y a veces diga unas cosas tan excéntricas...

También suele ser habitual ver a Maria José, cuando deja su gran afición por el tenis slapeño, contestar de la siguiente forma: Asá

Canini, a quien no he querido incluir antes pero que seguramente sea el que más frases celebres tenga y acumule a lo largo del año tiene para dar y vender. Incluso algunas requieren invitados especiales, de los cuales Suay es el más concurrido.

Suay: Venga, barítonos, tocar fuerte.
Canini: ¿Yo también?
Suay: No.



Canini: Enric DJ, Enric Dj. Sí, nadie sabe qué pasó por la mente de Canini para juntar dos conceptos tan distintos, el del heladero saxofonista de jijona y el del dj de discoteca bakala. Hasta hizo un dibujo en la pizarra.

Canini: Ahora el Devil's Rag a Tempo

Canini: Javi (Carrillos), 'nem a tocar el Devil's Rag!!


Canini (Después de cualquier Cena): Suay, ves despacito en la carretera... Sí, es aquí donde se demuestra que hasta el más duro de todos los saxofonistas tiene sus momentos de debilidad.

Y dejemos de hablar de Canini, que ya habrá tiempo para más y mejores de sus frases. Prosigamos.

En el mundo de la fraseología también ando yo versado, aunque en mi caso, lo que más hay son momentos célebres (y casi todos tienen que ver con perderse en un pueblo o discutir con Carrillos). Pero frases haberlas haylas y se resumen en:

Art: Dándolo todo. Esta frase es heredada de un amigo, al que yo a su vez le enseñé la gran frase que heredé de Suay (sí, la de Jai Level).

También está la de "Eduardo sellés, Eduardo sellés, Eduardo, Eduardo, E" de cuando tocábamos (y cantaba) Empatía.

Y una que todos le decimos a Eduardo sellés, ya que hablamos de él, es la de "Eduardo, ¿si? ¿yes?". Un clásico de las escaleras del conservatorio.

Eduardo Ruiz protagonizó una escena muy graciosa el año pasado, tras ser apodado el bello durmiente (por las dificultades para despertarle en la acampada de Agost). Imagináos la escena: todo el mundo cambiado y vestido de negro, listo para el concierto. Aparece Edu sin cambiar y se pone a hablar con todos como es habitual. Canini, asustado -ya sabemos que tiene su lado entrañable- le dice: Edu, tira a cambiarte que no vas a llegar para cuando toquemos.
Entonces Edu responde: Que no tardo nada, ¿qué te piensas, que soy una mujer?
Pero Edu, no hagas preguntas retóricas tan arriesgadas. Y más cuando luego, efectivamente, tardaste un montón, xD. Por suerte llegamos a tiempo.
Sin embargo, su momento estelar fue cuando el camarero del casino de Jijona le dijo que había tocado muy bien el piano y, al día siguiente, le tuvo que decir a Paco Amaya: "Paco, ¿Has dicho que soy Argentino? ¡Si soy de Ciudad Real - Tomelloso -!"

Bárbara la pobre no cuenta con frases que ahora mismo conozca, pero siempre está envuelta en grandes momentos. Como Toni también es de la vila, aprovecharé para que invada su espacio y suelte su frase, a modo de invitado, pues merece la pena.
Toni cuenta con la suerte y desgracia de tener el carné de minusválidos. Suerte porque puedes aparcar en sitios privilegiados. Desgracia si la consigues por el método legal que consiste, por si alguien no lo sabe, en ser minusválido. El caso es que él iba a comprar tabaco y gracias a dicha tarjeta pudo aparcar en la puerta. Cuando llegó al estanco y pidió su mercancía, el dependiente le pidió el carné.
Toni dijo: ¿Pero usted no ha visto que acabo de aparcar en la puerta de su estanco?
Igualmente, tuvo que enseñarle el carnet.

Claudia no tiene frases, pero sí momentos. Normalmente se distingue cuando va a protagonizar alguna genialidad porque tensa los músculos y oscila la cabeza como diciendo: No. Sí, parece tranquila pero ¡no te la pierdas de vista!

De los nuevos, el más fraseológico de momento es el señor José Alberto, al cual le atribuyen la mítica: "Achopijowebo" y él siempre responde: "que soy de yecla, no de murcia".

De Ana, mi compañera tenorística, decir que aunque aún no ha cosechado frases, si tiene momentos (y una extraña afición por querer pintar las uñas de los hombres) como cuando, haciendo las encuestas de Victoria Marco (Quien, con su más amplia sonrisa, nos deleitó como: "Como os equivoquéis en la encuesta... os mato") que era anónimas pero tenías que poner el nombre, me dijo: "dile que se calle, que si no no puedo concentrarme para rellenar la encuesta".

Cristina y Santiago, es vuestro deber cultivar las semillas de las frases para que tengáis vuestra propia sección. Incluso podríais ser el dúo más famoso de saxofonistas habidos y por haber ya que congeniáis muy bien y siempre vais juntos. ¡Oh! Como diría Suay: "Eso Al Blog"

Y aunque Carrillos no tenga ninguna frase mítica, sus dedos índice y la marca de éstos en los estómagos de sus víctimas/estudiantes son suficientemente míticos como para incluirlos en esta sección.

Suay, aparte de la antes mencionada, posee la frase que ahora todos decimos, sí, esa frase: "JAI LEVEL"

Y Nada, como las frases es algo que no debe ser desgastado, me despido de todos ustedes con una sonrisa en la boca y pensando ya en las escalas por terceras, cuartas, desarrolladas y por grados conjuntos.
¡Hasta la vista Carrisuayxos!

martes, 27 de octubre de 2009

El retorno del diablo de las cuevas de nerja

Pues sí, hoy la cosa va de sucesos sobrenaturales que el famoso ensemble se encarga de esclarecer. No es si no una de sus múltiples facetas y no la más importante. Sucedió cuando Urbano, conocido gracias a Jean Marie Londeix como "Urbain" -porque Gabriel Fauré, su colega de país, también era un Urbain en el fondo- tocó aquella palindromía flamenca, hoy día solamente un rumor que se escucha en la lejanía. En aquel tiempo, Edu sellés aspiraba al soprano desde su puesto de alto y necesitaba conseguir suceder a Urbain cuando este dejara el ensemble. Así que investigó e investigó mil maneras para mejorar su técnica saxofonista y se dedicó a recorrer los lugares más recónditos del planeta y, en uno de ellos, se encontró con Adolfo Ventas que le dijo:
- "oh, pequeño saxofonista, sé que vas en busca del conocimiento superior que te permita encumbrarte en la cima palindrómica del famoso Carrisuay. Conozco un lugar en el que dicen que, cada 100 años, aparece un demonio capaz de entregar todo tipo de conocimientos. Sin embargo, el precio a pagar es muy alto. Ese lugar son las cuevas de Nerja, un sitio donde los murciélagos chillan escalas hexátonas y las estalactitas reflejan clústers."
Así pues, Edu se puso manos a la obra en busca de las famosas cuevas. Pero él no podía alcanzar su destino solo, así que contrató a los mercenarios más famosos del lugar: Adri, el genio del disfraz; Canini, la fuerza más grande del planeta Barítono y a Pablo, el de Rosendo.
Los cuatro emprendieron la marcha y corrieron mil aventuras. El druida Toni les dio poción mágica para poder tocar fortísimo (menos a Canini que, como ya sabemos, cayó en la marmita de los fortísimos de pequeño) y les entregó un flautofón con el que podrían invocar al Fauno para que les ayudara.
Su primer reto lo tenían en llegar a las cuevas de Nerja, pues no sabían dónde se encontraban. Buscaron a alguien capaz de llevarles al lugar a tiempo pero no se les ocurría a nadie hasta que a Edu se le ocurrió una fantástica idea: Sí, el que los iba a llevar al lugar... era yo.
Recuerdo enfrentarnos a samuráis japoneses, a indios americanos, a dragones de komodo, a trombonistas de pasacalles y demás fauna peligrosa de alrededor del mundo, siempre sin perder el rumbo hacia nuestro destino. De vez en cuando, adri aprovechaba para disfrazarse y obtener alguna ventaja, como calcetines negros de mireia, pantalones negros de canuto y demás utensilios necesarios en el viaje. En uno de los meses llegamos al triángulo de los multifónicos, donde las tres sirenas saxo cantaban su canción. Mireia con el tenor, Claudia con el alto y Mónica con el soprano. A su lado, tenían al tritón salvaje que, aunque tocaba el barítono, todos sabíamos que se trataba de un pianista argentino. El grupo de tritón y sirenas quería que tocáramos en un ensemble el devil's rag y canini casi cae en su embrujo. Pero pablo reaccionó a tiempo y le dijo: eh tío, que las partituras las tengo yo.
Sorprendidos nuestros enemigos, se revelaron como lo que en realidad venían a hacer. El tritón tomó la voz y nos confesó: Somos enviados del diablo de las cuevas de Nerja y estamos aquí para probar vuestra valía. Habéis superado la prueba. Entonces Mireia se fue a valencia a estudiar alguna ingeniería mientras echaba de menos el carrisuay, Claudia decidió que aprendería los caminos del soprano y Mónica seguiría los pasos de su maestra Carla en la universidad de Alicante. El único que permaneció invariable en su determinación fue el tritón quien, por cierto, era Edu Ruiz.
Pero el viaje era largo y las provisiones comenzaban a escasear. Fue entonces cuando topamos con un puesto de turrón y chocolate, en Barcelona. Ahí se hallaban Enric y Bárbara (que estaba de visita), dispuestos a abastecernos a cambio de tocar para ellos la suite hélénique. No fue problema para el cuarteto y mientras yo recogía el dinero de la gente de la calle que nos echaba monedas, Enric y Bárbara iban llenando nuestras alforjas de turrón, helado y chocolate.
Emprendimos nuestro viaje de nuevo dispuestos a alcanzar nuestra meta de una vez por todas. Pero caimos en Castalla donde Maria José aguardaba. No nos dejaría pasar hasta que alguien la derrotara en un partido de tenis slap. El primero en enfrentarse a ella fue Adrián, quien cayó derrotado tras dos desigualados sets. Luego Pablo confundió los colores de la pista y siempre mandó las bolas-slap fuera de la pista (pensando que acertaba). Yo no sabía manejar la raqueta-slap y sólo quedaban Edu y Canini. Edu estuvo a punto de superarla, pero en el último set fue derrotado. Canini in extremis decidió desoir las advertencias del druida toni y bebió de la pócima mágica. Entonces a su lado le apareció su conciencia, en forma de rubén con sandalias de perro - y claudia, desde la lejanía, pensó que si lo hubiera sabido ella también se habría puesto las suyas de fantasma - y le dijo: tienes que hacer el slap tan profundo como cuando Blas y yo realizábamos la danza doraemon, demuestra que eres nuestro digno sucesor!!.
Y Canini se enzarzó en una dura batalla de tenis slap que consiguió no sin dificultades, superar. Y Maria José le dio una palmadita en la espalda y le dijo: Muy bien, has conseguido derrotarme, y eso que sólo llevaba lastres de 300 kilos, es todo un récord. Espantados de la potencia slapeña de Maria José pero felices de superar su prueba, proseguimos nuestro camino hacia las cuevas de Nerja. Ya quedaba menos.
Tras esta dura odisea, llegamos a la puerta que estaba vigilada por el guardián Suay. Como habíamos llegado a nuestro destino, me dijeron que podía marchar si quería, que el camino a partir de entonces era muy duro. Pero les dije que arriesgaría mi vida y algún día subiría la historia completa al Carrisuay.
Para derrotar a Suay, que nos pedía hacer escalas por quintas, tuvimos que emplear la trampa y el engaño. Pablo se ofreció voluntario y le desafió. Su manera de luchar era emplear frases y comportamientos que nadie haría, colapsando así temporalmente a Suay. Pasamos los cuatro restantes. Dentro estaba Sempere que no nos dejaba pasar. Para vencerle, Adri se disfrazó del mosquetero y le dijo que le enseñara a hacer armónicos. Y, a escondidas, pasamos Edu, Canini y yo. El siguiente obstáculo era que no había puente para pasar al otro lado. Entonces Canini decidió tocar el flautofón para invocar al fauno y no os imagináis nuestra sorpresa cuando vimos que él mismo era el fauno. Un canini ahora con poderes de fauno nos propulsó hacia el otro lado del abismo. Pero él no podía pasar.
Y ahí fue donde nos encontramos con el diablo de las cuevas de Nerja. Con el dedo índice nos procuró un ataque que a mí me dejó sin respiración, pero edu pudo soportar no sin dificultad. Entonces pude contemplar su rostro. Era Carrillos.
- "Oh, pequeño Maleante, ¿Dices que quieres heredar el puesto sopranístico de Urbain y tocarlo? Pues cómprate un soprano!!!"
a lo que respondió:
- Ya tengo uno.
Y a Carrillos se le iluminaron los ojos y dijo: - haber empezado por ahí...
Entonces fue cuando perdí el conocimiento.
Al despertar me encontraba en una clase de ensemble haciendo escalas por quintas con mis compañeros. ¿Habría sido todo una ilusión? En seguida supe que no, pues Edu estaba tocando el soprano y yo todavía notaba el dolor incisivo del dedo índice de Carrillos en el estómago.
Y esta pequeña historia sirve como advertencia. Rafael Garrigós ha conjurado de nuevo al diablo de las cuevas de Nerja. Así que a los nuevos Carrisuayxos, aunque vengáis de novelda, de egipto, de yecla o de la mafia italo-mutxamelera, no os confiéis. El dedo índice del diablo de Nerja no perdona.
¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

miércoles, 14 de octubre de 2009

Carrisuay Returns, 09-10

Pues sí, ha sido un verano largo, pero tras la calma siempre viene la tormenta (así como tras la tormenta siempre viene la calma) y me congratula volver a escribir las crónicas del tan esperado Carrisuay.
Algunos se han marchado como Mireia, Adri, Toni, Enric, Mónica y otros nuevos han venido. ¿que quiénes son los nuevos?
En primer lugar, tenemos a Cristina de Mutxamel, aunque por su apellido uno podría pensar que se trata de una peligrosa mafiosa de ascendencia italiana. ¡y puede que lo sea! Ella ha cogido mi puesto de saxo alto, pues yo ahora soy parte de la cuerda de tenores junto con María José (El de Rosendo ahora es Alto).
Después contamos con la compañía de la Noveldense Ana, quien tuvo el placer de tocar con nosotros en mi pueblo. Ana además de tocar el tenor en el ensemble, también toca el tenor en mi grupo de Banda y no se cree que ya no me quedan asignaturas en la carrera (lo cual no es lo mismo que tenerla, que no la tengo).
El refuerzo Barítono que sustituye al inefable Toni es José Alberto, un universitario quien realmente tiene dotes de barítono y dispuesto a igualar las proezas de su antecesor.
El último refuerzo de los saxos Altos, que sustituye a Claudia y Bárbara a la vez (quienes, inseparables, ahora son sopranos junto a Edu Sellés) es Santi López, uno de los dos nuevos "Gemelos". Es el gemelo responsable y saxofonista que está dispuesto a darlo todo. De él destacar que, aunque dice ser de Aspe, en realidad es del antiguo Egipcio (ya que en Banda pudimos comprobar que domina perfectamente la lengua jeroglífica).
Y nada, tras las presentaciones, comenzamos a tocar una obra nueva de Garrigós que ha compuesto por encargo para el ensemble. La obra es un poco extraña e intrincada y, si no llega a ser por (como dijo Suay y señaló que añadiera en la entrada) los tenores salvadores, hubiera podido ser un gran desastre. Aunque los tenores salvaron las escalas gracias a su timbre conciliador, también perfilaron el buen hacer durante la obra. No obstante, Canini pide y desea un Devil's Rag para poder darle caña al barítono y ser feliz.
Y nada, por ahora nada reseñable que contar, salvo que Sempere se ha independizado y ha formado su propio ensemble de juventudes saxofonistas. ¿Hará la competencia al Carrisuay? ¿Tendrá un Blog-Crónica donde cuenten sus historias? ¿Se dejará Sempere el pelo como Suay?
Ah, y me gustaría señalar mi indignación tras tocar la Passacaglia de Ramón Ramos en banda, tener un solo de 54 segundos - el más largo de la obra - y que nuestro director no me diera ni la entrada ni hiciera ningún comentario. ¿Es un ataque anti-saxos? ¿O será que lo hice tan bien que no hacía falta correcciones? Eh, Suay, que ya te oigo venir, ese "tan bien" es relativo a la castaña de solos que previo a mí hicieron el oboe 1 y la trompa 1, los cuales duraban dos o tres compases a lo sumo (y el mío 14, al mismo tempo de negra = 60). Sí, sí, ya había olvidado que, en las bandas, la cuerda más olvidada es la de los saxos tenores y luego la de los barítonos. Pero vuelvo a mis orígenes para perfilar una gran etapa de grado medio, con sus altibajos, bajialtos y carrisuays varios.
¡Hasta la vista Carrisuayxos!

jueves, 9 de julio de 2009

El verano Carrisuay, Carrisuay, Carrisuay

Sí, el verano hace mella en las pieles de los carrisuayxos. Unos volverán en octubre, otros se habrán ido y soñarán con volver, pero el Carrisuay no descansa ni en verano y vuelve a la carga sólo para ofreceros música de saxofones.
Os recomiendo que conozcáis a un hombre llamado Lawrence Gwozd, amiguete del famoso Sigurd Rascher, conocido por tener su propia Sax-chamber-orchestra, conocido en nuestras tierras como "Ensemble de saxofones". Y sí, también tocan a J.S. Bach y lo hacen genial. En Spotify tienen algo de música de ellos, pero en youtube por desgracia no...
Por otro lado, el famoso cuarteto "Sigurd Rascher" se atreve con todo e incluso ha grabado misas, demostrando que la leyenda de que el saxo no empasta con nada es totalmente falsa. Sí, como saxofonistas debemos reivindicar nuestra cabida en la música instrumental no sólo en las bandas las cuales, por cierto, son mal consideradas un segundo plato de la orquesta cuando no es así.

Y, bien, dejemos de cortar cabezas de gente con poco mundo y muchos estudios y diplomas y carreras para pasar a lo verdaderamente importante: La música.
Así que voy a presentaros a otro cuarteto de saxofones holandés que mi amigo trombonista Van Zummeren tuvo el placer de ver cuando los trombones se fueron a holanda a cursillear. Le sorprendió lo equilibradas que estaban las voces y, aunque la grabación no sea perfecta ni les haya salido perfecto, hay que reconocer que se trata de un cuarteto de saxofonistas de categoría superior y que suenan muy bien. Los integrantes no son ningunos peleles y nada, espero que disfrutéis del vídeo.
Así que, acabando los preámbulos comencemos con la visualización de la música que se ejecuta en nuestro querido instrumento, marginado por la ignorancia magna de la primera mitad del siglo XX que tildó a la voz de sax como el instrumento de los payasos, nada más lejos de la realidad.
¿Y cómo demostrarlo? Tocando y dejando a la gente perpleja de la calidad del saxofón, como bien hace el Carrisuay cuando se le da la oportunidad.

¡Hasta la vista Carrisuayxos!







Éste ya lo he puesto, pero no viene mal recordarlo ;-)

jueves, 28 de mayo de 2009

Lost in Traslation y la cena principal

Pues sí Carrisuayxos, la temporada concertil dio su fin ayer en el paraninfo con la palindromía flamenca tocada por Maese Adrián el rey del disfraz. ¿Con qué disfraz nos sorprenderá en la última cena (2008-2009)? Os mantendremos informados.
En estos tres días de conciertos intensos han pasado muchas cosas. Los motes han volado, Suay ha descubierto sus dotes detectivescas, Moni, Canini y Pablo han vivido la aventura en coche de sus vidas y muchas cosas más.
El lunes tuvimos concierto en el principal, en el cual el grupo de saxos Five for Five tuvimos nuestros 10 minutos de gloria junto a Juan Diego y Dani Bombardinos, este último solista en la obra que tocamos: Fantasy de Philip Sparke.
Antes que nosotros cantaba el coro dos obras, una de ellas junto a Conrado el de la marimba que toca descalzo para sentir mejor la energía y la música. No intentéis entenderlo, son cosas guays y hippies de Aire Libre (y, aunque no lo creáis, yo también he ido a ese colegio :-P). En el coro estaba medio conservatorio, entre ellos gran parte de los saxos: Bárbara, Pablo, Mireia, Toni... ¿Toni? ¡Toni no!
Y es que a Toni, a pesar de haber sacrificado su hora de resonancia para poder cantar en el coro, no le dejaron tocar por ir de traje y no de negro puro. Tampoco le dejaban usar el ascensor alegando que tenía mucho morro. Nos imaginamos la situación entre Adri, Canini y yo y era de la siguiente manera:
Encargado: Tú, rastas, no puedes usar el ascensor, qué morro tienes.
Toni: ¡Que tengo la rodilla mal y no puedo andar bien!
Encargado: Sí, y yo soy Marisol, no te jode...
Toni: Tengo el carné de minusválido en el coche, voy corriendo y te lo traigo ahora en un momento.

Sí, algo así debió ser. El caso es que ni Toni fue a por el carné de minusválido ni tampoco dejó de usar el ascensor desafiando así a la ley y el orden. 
Finalmente, llegó nuestro turno y Adri, Mireia, Toni, Canini y yo lo dimos todo en un Fantasy que, si bien no se oyó demasiado, estoy seguro de que fue un éxito total.
Después de nosotros le tocó el turno a la orquesta que tocaron el primer movimiento de la 25 del amigo Wolfgang, la elegía del amigo Gabriel (de Fauré) y un arreglo del West Side Story del amigo Leonard. Fue un éxito y la gente estalló jubilosa cuando, a modo de bis, repitieron desde la U (que era donde los metales se ponían a hacer una coreografía súper sencilla para las personas normales pero que en ellos tenía mucho mérito, según me contaba uno de ellos).
Al salir del concierto convencimos a Carri y Suay para irnos de cena a una cervecería que conocía Suay y donde casualmente estaban casi todos los profesores. De invitado especial contamos con José Blas, un antiguo e influyente miembro del carrisuay que ha ido desde barítono a cajonero flamenco pasando por director. Blas tiene planes de volver al conservatorio para atemorizar a Sanchís quien, por cierto, no estaba en la cena a pesar de que su gran amigo Sempere-el-de-cámara sí estaba.
Al rato de llegar nosotros los saxos y haber pedido, el caos llegó a la cervecería en forma del resto de músicos. La cena se desarrolló guay, Suay investigó y descubrió cierto lío de cierta Saxofonista a la que él no le da clase con cierto Flautista (a quien tampoco da clase). Carrillos se mostraba expectante por saber de quién se trataba. ¿Y vosotros carrisuayxos? ¿Queréis saberlo?
David el trompeta de Agost estaba muy hablador, pero siempre decía lo mismo: Xabales, q lla e aprovao el baxiller!
No faltaron brindis, cánticos, besos entre david y sempere, alegrías, mujeres y hombres con más alcohol de la cuenta, invitaciones por parte de Blas a Paula la del chelo a su casa a dormir (XD) y más historias. Incluso María la violinista se coló en mi coche tras mucho insistir (aunque yo le había dicho que sí desde el primer momento). No faltó Helena la concertino zarandeándome la cabeza y olvidándose al instante de que lo había hecho mientras Suay, Blas, Pablo y yo teníamos una apasionante disertación sobre el pensamiento científico, ni Juan Pe el percusionista intentando invitar a Suay a la cena.
Finalmente, tras una multitudinaria sesión de fotos en la que no participé, nos fuimos.
Por supuesto, María llegó sana y salva a su casa, no se perdió por Benidorm ni nada parecido ;-).


----> Lost in Traslation

Sí, Benidorm es un pueblo de proporciones gigantescas conocido más casi en el extranjero que en la propia España. Ayer descubrimos que el pueblo tiene dos variantes: Benidorm inglaterra y Benidorm español.
Todo comenzó cuando Pablo, Canini y Mónica me rogaron que les permitiese vivir una aventura en mi coche como la del viaje a Castalla y, claro, no podía negarme.
Así que emprendimos la marcha a Benidorm mientras Pablo dormía, Canini hacía el cerdo en todas sus variantes y Mónica hacía de almohada.
Al llegar a lo que pensábamos que era Benidorm despertamos a Pablo para que nos guiase. Acabamos en Finestrat.
Le preguntamos a una señora anciana que dónde estaba el ayuntamiento de Benidorm y nos dijo: "En la playa debajo del castillo". Bajamos a la playa y no encontramos nada. Llamó Mónica a Mireia primero y a Adri después y preguntó por el ayuntamiento que resultó estar en un parque. Preguntamos a otro anciano local por la ubicación del susodicho recinto público y nos dijo, con otras palabras, lo siguiente: Está en esa dirección, a tomar por saco.
Y seguimos la dirección. Cabe destacar que desde que entramos a la región Finestrat - Benidorm hasta que encontramos al anciano local que nos guió por el buen camino pasó más tiempo que desde que salimos de Alicante y llegamos a la región mencionada. Sí, dimos más vueltas que una peonza por ese pueblo al que llamamos "El Benidorm Inglés".
Tras llegar a Terra Mítica conseguimos acabar en el mega gigantesco ayuntamiento de Benidorm (el Español). Toni me felicitó por haber sido capaz de encontrar aparcamiento cerca del ayuntamiento eludiendo la zona azul y Mónica casi pierde el móvil en mi coche.
Llegamos los últimos al ensayo (¿qué esperabais?) y, tras tocar un par de obras, retar a Paco para que incluyera el Maese Pérez el Organista y buscar el móvil de Mónica, tocamos el concierto. A cada obra que hacíamos, un pintor (no sé si local también) plasmaba lo que se le venía a la cabeza en un lienzo. Según Adri, eran muy buenas las pinturas.
Después del concierto y todo por las ganas que tenía Toni de acabar convenimos que su nuevo mote sería "El pitufo veloz" (sí, a pesar de la paradoja).
Canini fue "El pitufo Calent", Pablo "El pitufo parras", Eduruix "El pitufo dormilón", EduSelles "El pitufo fitness - la versión moderna del fortachón -", Adri "El pitufo Flamenco"... y yo no tenía motes pitufantes! válgame dios.
Después nos invitaron a cenar, Paco me dijo que si seguía enfadado con él por aquella "discusión" que tuvimos el martes anterior a lo cual respondí con un "no, nunca lo estuve". Y continuamos la cena. Nuestro querido director dijo una frase muy acertada en esos momentos: "Llevamos todos muchos años juntos, pero en realidad no nos conocemos".
Pero los Saxos nos saltamos esa norma y nos conocemos todos y sabemos qué pie gasta cada uno. Fue el último concierto de Toni, Mireia y Mónica con el conservatorio. A Adri todavía le quedaba uno al día siguiente.
Sí, fui a verle. Quedé con Paula -la que casi se queda a dormir a casa de Blas-, Helena y Vanzumer (el trombonista bailarín de mi pueblo) y vimos la magnífica actuación de Adri, a pesar de que la banda no lo daba todo como sí lo hacía la nuestra y echó en falta a un cajonero como a Joan o a Alfonso Melero. También estaban Eduruix y Canini dándolo todo junto a la cuerda de los mil y un saxofones (que, por supuesto, era la mejor cuerda de todas ;-) ).
Y nada, así es como termina la temporada concertil del conservatorio profesional "Guitarrista José Tomá". ¡¡Pero todavía quedan cosas por contar!! Así que estad atentos al Carrisuay y podréis ejercer de detectives, de oyentes, de superhéroes... ¡¡de lo que queráis!!
¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!

lunes, 25 de mayo de 2009

Carrisuay de Venecia

Como bien sabéis, entre nosotros los carrisuayxos hay uno especialmente hábil para el arte del disfraz. Sí, se trata de Adri, uno de los sextos que nos abandonan este año.
Ya en el último concierto del ensemble volvió a demostrar su habilidad usando una especie de media esfera hueca a modo de casco y como sabemos que lo único que prevalece sobre su afición al disfraz es su amor al saxofón, le queremos dedicar la siguiente obra: Carnaval de Venecia.
Se trata de una obra para saxofón y banda compuesta por Jules Demersseman. ¿Sabéis que es lo interesante? Jules Demersseman era un flautista francés que vivió entre 1833 y 1866. Sí, los que seais un poco listos os daréis cuenta de que puede que se trate de una de las primeras obras compuestas específicamente para saxo. Y es que el amigo Jules, a pesar de flautista, apostó por crear repertorio para el recién nacido invento de Adolph. 
Así que nada, os dejo con este "dinosaurio" del repertorio saxofonístico, ¡espero que lo disfrutéis!



Tenéis incluso la oportunidad de verlo en alta definición (dándole a la hq esa que aparece pero, cuidado, puede que tarde más en cargar).

¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!

sábado, 23 de mayo de 2009

Bye Bye Carrisuay

Hola Carrisuayxos. 
Hace escasamente unos minutos ha dado fin la gira carrisuay de este año, la primera (a pesar de la fama) con seguimiento exhaustivo del blog que ahora mismo leéis. Ha sido un año de risas, de lloros, de alegrías, de palindromías... Aunque ha habido al final un pequeño traspiés en forma de discusión en la que, como suele ser habitual, ambos tenían su parte de razón y no han llegado a un acuerdo. Así que desde aquí animamos a los peleados a que se reconcilien y sean felices, que la vida es muy corta y en unos años, si tenemos suerte, acabaremos recibiendo las condecoraciones de los torneos de dominós.
Y es que pensábamos que no iba a haber nadie pero, de repente, el auditorio de la cam ha comenzado a llenarse de ancianos y más ancianos y al final ha sido uno de los conciertos más populosos que hemos dado. Hemos contado también con la presencia de un ex-carrisuayxo: José Manuel L. Canuto, mi mentor cuando tocaba el tenor (y el mentor de Mónica también).
En definitiva, ha sido un concierto emotivo con la despedida de Mireia, Mónica, Adri y Toni (y Enric, aunque estuviera en Cataluña helando). Por primera vez y con motivo de esta ceremonia de despedida, Toni se ha levantado tras un concierto y nada, el público se ha entregado al 100% y nos han pedido que tocáramos más y más. Pero recapitulemos un poco.
A las seis nos hemos reunido en el auditorio y, al rato, hemos ido a ensayar. Como tocábamos la Palindromía Flamenca, hemos contado con la presencia de Joan (aunque no con la de Eladio, cuyo nombre he descubierto que era sin H - Vaya, toda una vida engañado-. Claro, es que Heladio sonaba a una mezcla de Helado y Estadio y no, no podía ser). También ha venido Juan Carlos Sempere para suplir la falta de los jijonencos y hemos tenido que hacer un pequeño recorte en el programa porque pensábamos que no tocaba nadie antes que nosotros y nos ha sorprendido una Trova que a encantado a terceras y cuartas edades. Le hemos metido prisa a Eduruiz para que se cambiara y, al rato, habiéndose ido ya a cambiarse(que ha tardado un montón) hemos visto que ni Carrillos ni Sempere se habían cambiado todavía... aay, estos pequeños...
Total, que en menos que canta un gallo nos hemos visto enfrascados en el concierto. No ha sido el mejor de todos, aunque lo hemos dado todo, pero tampoco ha sido un mal concierto. A Joan le ha gustado y a los abueletes también. La palindromía ha sido todo un éxito (tanto que mi amigo cajonero de san juan ha ligado con el fotógrafo, que le ha dado la tarjeta - con la excusa de las fotos del concierto- y le ha apuntado su número para "mantenerse en contacto". ¡Yo no quiero pensar mal!).
Carrillos ha sido fácilmente convencido para hacer un Bis al final (yo creo que llevaba todo el año esperando que le gritaran: "¡¡¡otra!!!" y una señora mayor ha tenido el honor de darle esa satisfacción).
Emoción por los cuatro costados tal que hasta Mónica se ha quedado sin voz. La tenemos en estudio a ver si tiene la gripe Tomellosina o qué...
En fin, todavía quedan unos pocos asuntos pendientes en el tema saxofonil. Los cinco magníficos se enfrentarán el lunes junto con Dani el Bombardino (hay que tener en cuenta que saxo y bombardino tienen padre común) a la orquesta y, en definitiva, a todo el conservatorio profesional guitarrista josé tomás que ha conspirado contra la pobre banda del centro y los ha enviado a Benidorm...
Pero eso son otras historias que relataremos más adelante.
¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!


PD: Un regalito, fijáos en la "Ober Tortura", xDDD


domingo, 17 de mayo de 2009

La cena del Sexto

Pues sí, como corresponsal tuve la responsabilidad de acudir a la tan esperada cena llena de momentos dulces, momentos tristes, momentos románticos y, cómo no, momentos musicales.
Como representantes de los saxos nos encontrábamos a Adri, Mónica, Mireia y Toni (yo soy quinto así que no cuento). Dos sopranos, una tenor y un barítono.
A pesar de la fama de locura, desenfreno y descontrol de los vileros, Maese Toni asumió su responsabilidad como chófer y convertió su cena en una especie de "Un vilero en parís", siendo parís la ciudad que representa la embriaguez en su máximo estado.
El maestro del disfraz oculto en Adrián, mostrado por primera vez en Agost City, volvió a hacer acto de presencia y no decepcionó a sus seguidores. Pero no anticipemos más acontecimientos.
La noche comenzó en la concatedral, porque somos muy religiosos y teníamos que encomendarnos a San Suay y a San Carrillos para que todo fuera bien. Los saxos nos reunimos atrayendo la atención de todos. Brillábamos por encima del resto, como estrellas encima de simples planetas y, claro, la gente no tardó en querer formar parte de nuestro círculo tan especial. Como estrella fugaz (aunque en realidad de estrella solamente tienen el nombre, que lo sepáis Carrisuayxos) me desligué del grupo un momento para caer en diversos planetitas circundantes. Qué gran error cometí.
En esos momentos comenzamos a ir al lugar donde teníamos que cenar (El pañal de las abejas o algo así) y, cuando me vi sentado, mis compañeros los saxos se hallaban a una distancia insalvable de donde estaba. Me llamaron Esquirol pero, aún así, yo les sigo queriendo y fui a visitarlos más de dos veces. A su lado se situaron los invitados estrella: dos profesores. No digo los nombres porque el de uno de ellos (el que no era Miguel el profesor de violín) no me lo sé pero, vamos, ahí estaba dándolo todo. También contamos, posteriormente, con la impagable presencia de Patricia Peinado, la profesora de Coro de la que se comenta que es la versión femenina de nuestro estimado organista y profesor de dirección.
Y, sí, como algunos sabréis, María José, Claudia, Adri y yo nos estrenamos como directores el martes pasado. Fue una experiencia inolvidable y Claudia, entretenida por Suay y sus historias de guerra casi no llega (menos mal que fui a rescatarla :-P). El primero de los cuatro en dirigir fui yo, que me encargué de llevar la batuta frente a la mini-orquesta de cuerdas. Y sí, aunque parezca mentira, me llevaba bien con los chavales y la cosa salió bien, a pesar de, en un gesto espontáneo, hacer callar al público por aplaudir cuando no tenían que aplaudir. Paco me decía que los mini-cuerdas se debieron quedar flipando: "Con lo bien que te llevas con los chavales, se debieron sorprender de la agresividad del gesto!". Sí, él estaba entre el público riéndose de la situación que, la verdad, era bastante graciosa. El gesto fue efectivo y sólo se escuchó un aplauso y un par de respiraciones cortadas posteriormente.
Cuando ya les dejé aplaudir (al acabar la pieza), saludé al público, levanté a la orquesta, felicité a la concertino y reflexioné sobre todo lo que había sucedido. Qué gran experiencia poder dirigir a un grupo como ése.
Después de mí, Claudia cogió la batuta y cautivó a todos con su técnica. Decir que ella y Adri dirigieron el mismo pasodoble: Ecos de Levante.
Para María José estaba reservado dirigir lo que sería el colofón del concierto: La palindromía flamenca.
Joan capitaneaba a los percusionistas mientras que Heladio guiaba a sus compañeros guitarristas. De hecho, el día que Heladio no pudo venir, en la cadencia, su compañero guitarrista se puso tan nervioso y le tembló tanto la mano que no pudo, a pesar de tenerlo todo preparado, tocar las primeras notas.
Por supuesto, el soprano solista era el más flamenco del carrisuay: Adri. Y la verdad es que salió muy bien.
Así pues, la fama de Adri había crecido exponencialmente de cara a la cena y no pudo más que demostrar su verdadero poder. Vistiendo los gorros de mejicanos que nos habían dejado, Adri decidió metamorfosearse en el Mariachi Enmascarado, empleando dos servilletas como máscaras. Hay pruebas, pero hay que pedírselas a Mire o a Moni.
La cena se desarrolló muy amena, pero al final, los del sitio nos dijeron que faltaba gente por pagar y estuvimos ahí la vida. Adri intentó agenciarse una sombrilla mientras Moni y Mire me persuadían para que, cuando se fueran a ir, les acompañara. Sin embargo yo desperté esa noche poderes telepáticos y sabía que mis amigas las saxos no iban a necesitar de un nombre Alto en Mib para llegar a buen puerto, así que les dije: "puede que sí" . Sabiendo, en el fondo y por designios divinos, que mi presencia no sería requerida.
Tras pagar nos fuimos al puerto en busca de los profesores perdidos y, aunque no estaba ni Paco, ni Sanchís, ni Suay, ni Carrillos; pudimos reconocerlos. Sin embargo, deambulamos durante demasiado tiempo y toda la energía positiva de cuando estábamos en la cena se me fue yendo dejándome una sensación de desasosiego terrible que acabó haciendo que me fuera prematuramente.
Pero mis compañeros los saxos lo dieron todo esa noche. Los sopranos por lo visto tenían mucho feeling con los percusionistas mientras que a los tenores le iban más los flautistas. Los barítonos disfrutaban de la compañía variada de todo el ensemble y los altos... los altos observaban el infinito y anhelaban que llegara el día 23 para poder volver a tocar con el ensemble. Así que no eran ni las tres cuando me fui y dejé a mis amigos los sextos en su cena que pasó a convertirse en una especie de bacanal desenfrenada en la que, efectivamente, Toni no bebía. De hecho, de no ser porque no llevaba cambio para el bus, no habría vuelto 1 hora más tarde, después de encontrarme a un amigo y hacer una visita a nuestro bar favorito(el Cherokee del barrio) y deshacerme de la energía negativa que el puerto había insuflado en mis entrañas. Cuando volví, me encontré con Toni que me contó el percal. Vi a lo lejos a Adri disfrutando de la fiesta dando saltos con los percusionistas y a Moni, también con percusión, camino de la tranquilidad de la playa.
Finalmente, me retiré de la noche sin poder despedirme físicamente de mis compañeros los saxos (salvo Toni) pero, les deseé la mejor suerte y que se lo pasaran muy bien en lo que les quedaba de noche.
Los armónicos se habían alineado para que una mágica noche tuviera su final, aunque quizá ese tipo de ambiente tan impersonal del puerto no esté hecho para mí, decir que fue una buena noche y hubo grandes éxitos, amor, desenfreno, locura, pasión, ebriedad, sobriedad y carrisuay para parar un tren.
Así que, con lágrimas en los ojos, me despido de los sextos y también de vosotros, que ya queda casi nada para acabar el curso. Sin embargo, todavía está por llegar lo mejor así que seguid atentos al Carrisuay.
¡¡Hasta Luego Carrisuayxos!!

domingo, 10 de mayo de 2009

The Carrisuay Castle

Bueno, hago aquí un intermedio para promocionar, una vez más, el saxo en la orquesta.
Sí, es un tema que a todos los saxofonistas nos duele un poquito, el haber sido ignorados durante más de cien años por el mundo sinfónico solamente porque los primeros saxos sonaban de forma muy primitiva. Los niños por la calle nos gritan de todo, incluso hasta me han llegado a decir que tocaba la trompeta (cuando lo que llevaba entre manos era un saxo tenor). ¡¡Esto no puede seguir así!!
Incito pues a los orquestadores y compositores del mundo a que se atrevan a ser populares e incluir el saxo de una manera más tradicional en sus obras y arreglos. ¡No somos un instrumento de jazz y música popular exclusivamente!
Ravel ya se atrevió en su día y nos brindó fabulosas obras como su famoso bolero o, en la orquestación que hizo de "Los cuadros de una exposición" del ruso Mussorgski, la obra "Old Castle".
Y precisamente un vídeo de esta última para que aprecies que no es pecado juntar a saxos con orquesta y que no se te caen los ojos ni se te aparece el demonio en mini falda tocando la tenora y la dolçaina a la vez es lo que, ahora mismo, os voy a mostrar:




Sed felices y disfrutadlo.

¡¡Hasta luego Carrisuayxos!!


PD: Mi hermana me ha confesado que es un suplicio que estudie armónicos :-P

jueves, 7 de mayo de 2009

Intrusismo Fantástico-Laboral

Pues sí, como podéis deducir por el título, una de las obras típicamente SuaySax (Fantasía de Beltrán) ha pasado a ser parte ahora del repertorio Carrisax. Supongo que os preguntaréis por qué, ¿verdad?
Pues debido a la alarma anti-nuclear contra la gripe Tomellosina los organizadores de conciertos de todo el mundo estaban asustados y desesperados. No sabían que hacer para sacar adelante un programa sin riesgos humanos. Pero el jefe en la sombra (sospechamos que es Sempere) movió sus cartas: "Si no podemos contra ello, ¡unámonos!"
Entonces Suay recibió una llamada anónima: "El cierre de la gira Carrisuay será el 23 de Mayo con repertorio únicamente español". Carrillos se vio abrumado, pues él se había centrado en las obras extranjeras (El divertimento y el Devil's Rag) y no poseía suficiente repertorio para dar la talla. En un acto de magnanimidad, Suay le dijo: "Venga, toma, te dejo la Fantasía de Beltrán".
No le dijo Tontorrón, ni ningún insulto cariñoso de pareja bien avenida porque había testigos, pero sabemos que lo pensó. Y, con el Devil's Rag, Carrillos al fin consiguió tener repertorio para el concierto de repertorio español.
Mientras, Eduruiz se recuperaba de su fiebre (ya tiene media voz), Mireia se preparaba la selectividad, Paco Amaya nos contaba sus sueños sobre hacer unas clases de análisis fotográfico e incitaba a los percusionistas a aprenderse piropos barriobajeros para decirle a Adri, María José tocaba en todas las fiestas de pueblos del mundo, Bárbara custodiaba la carpeta de Enric (que está helando en Barcelona y del cual no nos hemos podido despedir, pues acaba este año...), Edu Sellés AKA el pitufo fitness abría las ventanas del conservatorio (en realidad lo intentaba, porque al ser pitufo, no llegaba tan alto y tuve que ir yo - Gargamel, supongo - a ayudarle). Toni y Canini lo daban todo en el barítono porque como el de Edu ha encogido (será cosa de la gripe). Mientras tanto, Pablo estaba enzarzado en el mundo del motocross agostero.
En fin, todos muy ocupados como se ve. 
Así que nada, al Carrisuay le quedan unas poquitas semanas para cerrar la temporada 2008-2009, una de las mejores, y prepararse para afrontar la primera temporada de la segunda década del primer siglo del tercer milenio.... 1213.... mmmm
Un enigma casi tan grande como saber de dónde saca canini las ideas para los motes tan extraños, como enric DJ, que le pone a la gente. ¿Tendrán Pablo el de Rosendo y la horchata agostera algo que ver? Quizá lo sepamos en el próximo capítulo pero, hasta entonces, ¡¡Hasta luego Carrisuayxos!!

Ah, y se me olvidaba: Según las encuestas, la gente adora los motes nuevos del acampasax: Pitufo Gruñón para Toni, Pitufo Fitness para Edu Sellés (aunque Paco le llamara Popeye) y El bella durmiente para Edu Ruiz.
Ahora sí, me despido de ustedes, celebridades del blogueo saxofonil.

¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

sábado, 2 de mayo de 2009

La Gripe Tomellosina y el previo a La Gala de Directores

Bueno, ahora que la sociedad está viviendo el pánico a la pandemia con la gripe porcina, pánico muy potenciado por los medios de comunicación, se le está restando atención a lo que sucede dentro del conservatorio Guitarrista José Tomás.
Se ha llegado a registrar un caso de una enfermedad todavía no conocida a la que nos referiremos como "La Gripe Tomellosina".
Nuestro pobre compañero Eduruix llegó de las vacaciones de semana santa muy deteriorado y sin voz. Al principio le hacíamos chistes diciéndole que si le comprábamos un par de letras o de fonemas, incluso el propio Sanchís se atrevía a bromear del asunto en vista de que a Edu le encanta participar en las clases de análisis a pesar de su actual impedimento. 
Sin embargo, la Gripe Tomellosina persiste y nadie sabe cuándo va a remitir. Esperemos que nuestro barítono manchego se recupere pronto y que la gripe tomellosina no sea contagiosa.
Al otro lado de la balanza nos encontramos, como siempre, con nuestro amigo Paco. Incluso le han dedicado un par de canciones y hasta Beyoncé baila para él como se puede ver en el siguiente vídeo:



Sí, ni Beyoncé se pudo resistir al atractivo de nuestro Paco ni del conservatorio. Todavía no conoce el carrisuay, si no habría cantado la canción de "mi Carri me lo robaron....".
Pues sí, ya que estamos puestos en ambientes de grupos de conjunto instrumental os invito a venir a todos a "La Gala de Directores" del martes día 12 en la cual dirigiré a las minicuerdas. En las minicuerdas hay muchos personajes pero hay que tener especial cuidado con "El chelista malvado" y "La chelista malvada". Sí sí, son muy malos y, como te descuides, te harán preguntas sobre con qué arco tocar y cosas así que los saxos no entendemos. Pero bueno, en el fondo tienen su corazoncito y sé que lo van a dar todo en el concierto. 

Y nada, para terminar decir que os esperamos a todos los carrisuayxos este miércoles para darlo todo y que hay que decidir cuando hacer las super cena. Es curioso también la cantidad de conciertos del carrisuay que coinciden con los de mi banda. El miércoles pasado Pepe, el presidente de mi banda, se acercó al conservatorio a hablar con Carrillos. Javi cometió el grave error de decirle que no tocaba en ninguna banda y Pepe, como todo buen presidente, empezó una empresa en pos de reclutar al afamado saxofonista o, si no lo conseguía, "comprar" el carrisuay. ¿Será en un futuro Carrillos saxofonista de mi banda? ¿logrará comprar el carrisuay?
A la segunda pregunta decir que NO, el carrisuay no se vende ;-)
Así que ¡au! ¡¡A estudiar!!

¡Hasta la vista carrisuayxos!


martes, 14 de abril de 2009

Carrisuanécdotas

La Semana santa y sus secuelas invaden el carrisuay y sí, hay un lío con lo de los cuartetos impresionante. ¿Seremos capaces de coordinarnos y poder inscribirnos correctamente al certamen/concurso/loquesea? Lo sabremos después de vacaciones.
Mientras tanto, recordemos algunas de las anécdotas que han marcado el devenir de nuestro ensemble favorito.
Ahora tenemos equipación propia, es decir, carpetas de un color particular. Sin embargo, la elección del color (que fue a cargo de Carrillos) no fue nada fácil.
Mis espías me han dicho que fue a la papelería y le dijo al papelero:
- Disculpe, ¿Me podría poner 15 carpetas color amarillo saxo?
A lo que el papelero le contestó:
- Lo siento, no me quedan carpetas color amarillo saxo.
El pobre Carrillos, desesperado, le tuvo que decir:
- Pues póngame 15 carpetas color verde Pablo.
Y así fue como conseguimos nuestras carpetas color verde Pablo.

---------------

Para luchar contra la crisis, el ensemble tiene que ahorrar. Ahorrar dinero, ahorrar ensayos, ahorrar bises. 
Para ahorrar dinero, Suay decidió irse a tocar el cajón flamenco a mitad de la explanada mientras Heladio tocaba la guitarra. Sin embargo, no se ponían de acuerdo y al final tuvieron que volverse cada uno a su casa a estudiarse mejor las partituras. Ni Carrillos ni Adri pudieron ir ese día porque estaban enfermos pero, tranquilos, no era selectivitis.
Para ahorrar ensayos, el ensemble emplea triquiñuelas tan viles como irse de cursillo, tocar en procesiones todos, tocar en fiestas de Alcoy y darle recuerdos a Maese Paco el organista, irse de cuartetos... Todo vale.
Para ahorrar bises, cuando terminamos la última pieza, nos callamos discretamente para que el público se ahorre a su vez pedir otra. Ya sabéis, con esto de la crisis, hay que ahorrar.


---------------

¿De dónde nace "Puntos de vista"?
Originalmente, puntos de vista era un proyecto que compuse con 16 años con la esperanza de ser arreglado posteriormente para banda. En él practiqué las escalas cromáticas por terceras (más bien, descubrí) que se pueden escuchar en la cadencia que compuse para el Divertimento de Alain Crepin. Y no sólo eso, había muchos cambios y melodías muy variadas. Sin embargo, el tema principal seguía perenne en mi cabeza, sin abandonarla.
Un día, incitado por Rubén, me puse a componer una obra para ensemble. Y decidí volver a emplear ese tema principal que tanto venía a mi cabeza. 
Siguiendo algunos consejos que me dieron, decidí hacer una obra monotemática, es decir, que todo se construyera a partir de un tema. Como hay cuatro visiones de éste (el original, el "disonante", el allegro y el final, sin contar la intro) lo llamé "Puntos de vista". La intro es una elaboración temática a partir tanto del tema original como de su acompañamiento. De hecho, la obra está plagada de reminiscencias y elaboraciones temáticas muy sencillitas a partir de ese tema original. Y es muy fácil de tocar.
El motivo de silencio de blanca - blanca en los sopranos a modo de ostinato se me ocurrió sobre la marcha, mientras hacía el "disonante" y al final se quedó como una señal de identidad. Tanto es así que termina con él y es importante darle a la blanca todo el valor, pues si no se pierde todo el carácter.
Me hizo mucha ilusión cuando se tocó en el Mubag por primera vez. Junto a "Cosas perdidas", es la única obra que he conseguido estrenar. Ahora estoy preparando una nueva obra para ensemble de saxofones que incluye además algo de percusión... a ver si hay suerte :-P

---------------

El clarinete fantasma un día se encontraba solo. Bajó a la cantina disfrazado de profesor y se puso a tomar un café con Carrillos, con Suay y con Sempere. Se lo estaba pasando muy bien comentando todos los cotilleos del conservatorio y se sentía más vivo que nunca(si es que un clarinete fantasma puede sentirse así). Tanto fue así que ahora baja a la cantina cada vez más frecuentemente. Sin embargo, nunca falla a su cita con Paco Amaya y, cada vez que hay que tocar "Los Esclavos Felices" de Arriaga (entre otras) él está ahí, dándolo todo en su papel.
Sin embargo, recuerda los momentos felices tomando café con Carrillos, Suay y Semepere y no puede evitar dejar caer una lágrima de entre sus pálidas mejillas.

Y con esto terminamos por hoy. ¡¡Hasta luego Carrisuayxos!! 

sábado, 11 de abril de 2009

Acampasax... Mañanitas de Abril

Pues sí, aquí tenemos el último capítulo de esta gran aventura que ha sido el Acampasax.
Después de la fiesta de la noche, a las 9 de la mañana, tocó la hora de levantarse. Yo, en realidad, ya estaba despierto desde hace mucho tiempo.
Bajé las escaleras para ducharme y vi que Toni ya estaba despierto y que Canini había escapado a su casa a ducharse y cambiarse. Guiado por Toni, me dispuse a encender el calentador para que saliera agua caliente.
Lo cierto es que no fue tarea fácil y estuve como media hora dándole a todos los botones, intentando encenderlo con cerillas, con mecheros, con la mente... Pero al final, mi Maestro del arte de encender calentadores de agua, Toni, me dio la solución en forma de pregunta, como si de un maestro oriental se tratara: ¿Has encendido el Gas?
Una vez encendido el gas todo fue sobre ruedas.
Cuando acabé de ducharme fui a despertar a Eduruix y Rubén que eran los únicos que quedaban dormidos. Rubén se despertó enseguida pero con Edu no hubo manera. Acompañado por Bárbara intentamos la técnica de la cacerola mágica, pero ni eso. Total, que al cabo de media hora lo dimos por imposible.
Canini volvió a la casa y, para poder desayunar, decidimos Bárbara, Claudia y yo bajar con él. De camino se encontraba a los ancianos locales que le gritaban el distintivo de Agost: chiiiiiiii.
Total, que conseguimos llegar tras dar bastantes vueltas a Juan el Rumbo, donde Suay, Mónica, Mireia y María José nos esperaban.
Poco a poco fue llegando el resto y les contamos la misteriosa historia de Eduruix "el bella durmiente". Adri nos contó que había conseguido despertarle diciendo las palabras mágicas: "Edu, Ensayo, YA" pero aún así tardó.
Total, que fuimos a ensayar y sí, al principio no sonaba nada. Es que tocar de buena mañana es bastante duro, incluso para nosotros.
Ensayamos la parte Suay, hicimos un descanso en el cual, con Carrillos al mando, Canini y Pablo estudiaron el divertimento y se prepararon la Cadencia que había compuesto para que la tocaran Pablo y Mireia. En seguida entramos todos, alcanzamos el consenso en el 8/8 que siempre nos daba problemas, y Carrillos nos dio la señal para volver.
Ensayamos y, como Toni no paraba de quejarse, en algún momento del ensayo Carrillos le llamó "Pitufo Gruñón". Canini, lleno de inspiración, decidió que si Toni era el "Pitufo Gruñón", Edu Sellés debía ser el "Pitufo Fitness" (Que es la versión del pitufo fortachón del siglo XXI e internacional total).
Fuimos a comer una paella muy buena mientras Claudia nos enseñaba imágenes que había tomado en el conservatorio en las que, claramente, se ve un espíritu asomado en la ventana. Sí, es el clarinete fantasma mirando al horizonte con nostalgia. 
Mientras, Suay mostraba su lado paternal más tierno con su pequeña y Rubén comentaba: "Qué raro ver a Suay así, con las broncas que nos echaba...".
Después de comer fuimos a echarnos a "La Fábrica". Pablo, Adri, Toni, Canini, Mónica y algún invitado/a especial cuyo nombre no consigo recordar empezaron una apasionada partida de póker Texas Holden. Esta vez sí, Pablo consiguió erigirse como el campeón absoluto de las cartas.
Se hizo la hora de ensayar y volvimos a intentar despertar a Eduruix y volvió a ser imposible. ¿Cómo puede tener alguien un sueño tan inexpugnable? 
Fuimos a ensayar lo que quedaba y a hacer los preparativos del gran concierto. Y sí, el resto lo conocéis muy bien. El concierto fue un éxito, la gente nos aclamaba, la hija de Suay nos gritaba "bieeeen" y nosotros estábamos reventados.
Finalmente, recordando los viejos tiempos, fui devuelto a mi casa en el coche de Rubén, que ha cambiado al pobre Fary por ¿una bruja?
La Carretera de Agost a Sant Joan se hizo ligera y no, no fuimos a la Vila como antaño, ni acabamos en Villa Níspero.
Nada más llegar a casa empecé a redactar la historia de lo que hoy ya se conoce como el "Acampasax".
¿El balance? Completamente positivo. Creo que fue una experiencia muy buena para todos y que, además, lo hicimos bien así que esperamos con ansia más iniciativas originales por parte de nuestros profesores.
Y, nada, ahora vienen las vacaciones de Semana Santa que hay que aprovechar para estudiar saxo y ver películas y sentirse santo si uno es creyente, o de vacaciones en cualquier otro caso.
¡Hasta luego Carrisuayxos!

viernes, 10 de abril de 2009

Acampasax... Living La Noche Loca

Antes de nada, comentar los resultados de la encuesta:

Como bien sabréis, hace unos días se hizo una porra/apuesta para ver cuál sería la primera palabra que diría la pequeña de Suay. La mayoría ha sido aplastante y la gente cree que lo primero que dirá será "Contemporáneo" (con 7 votos). Lejos quedan "Carrisuay" y "mama" (con 1 voto).
Sea lo que sea lo que diga, yo creo que ya gritó "bieeeen" durante el concierto, así que lo mismo hemos perdido todos. 

Prosigamos, pues, con el Acampasax.
Cuando llegamos a "La Fábrica" nos unimos a la fiesta que ya estaba montada en la "habitación" de Canini. Lo primero que hice fue buscar sillas para todos los que faltaban y decirle a Rubén dónde dormiría.
Fue una bonita noche de fiesta en plan "de trancas" (y barrancas, es decir, relax) bebiendo de manera moderada y siempre manteniendo el control. Control que no hubo, por otra parte, a la hora de confesar íntimos secretos de nuestra vida mediante el popular juego "Yo nunca he..." simplificado a "Que beba el que haya hecho..." para que las mentes más simples, como la mía, no se confundan y beban justo cuando no tienen que beber.
Descubrimos usos ocultos de la rebautizada "Sala Multiusos Guitarrista José Tomás" (Es decir, los baños del segundo piso) entre los que ya se hallaban hacer tus necesidades, estudiar, hacer reuniones sociales, etc. Lo curioso de esos baños es que son mixtos y muy espaciosos, parecen haber estado pensados expresamente para convertirse en la sala Multiusos.
Descubrimos que el pitufo gruñón había hecho de todo y, en plan venganza, decidimos poner en práctica el plan de choque. Surgieron preguntas tan cabronas como "Que beba el que pueda andar con facilidad". El pobre Toni miraba con nostalgia su vaso.
La noche transcurrió, Edu Sellés hizo las veces de portero de discoteca (Ya que es el más fuerte del ensemble, de ahí su mote Pitufo-Fitness que explicaremos más adelante) mientras le cantábamos a coro Empatía, con la letra escrita mediante su nombre.
Hicieron aparición entonces Laura Castelló (saxofonista) y Elena Ivorra (oboísta) que se sumaron a la fiesta. Cantamos Empatía también con el nombre de Elena, pero el Ivorra no quedaba muy bien (demasiado basto, porque sonaba ivorrá, que no es precisamente la finura en persona). El pobre Rubén se sentía desconsolado porque no tenía obra que juntar con su nombre. Entonces descubrimos que la suya era "Palindromía Flamenca". Pablo, por su lado, se mostró abstemio y bohemio y aprendió a jugar al Póker Texas Holden.
Claudia consiguió que su sudadera blanca se volviera arcoiris y Eduruix se fue a dormir temprano.
El siguiente en caer fue Rubén que, de camino, decidió que subir las escaleras era demasiado y se quedó en la cama que le había tocado a Toni por sorteo. Pero Canini y yo le sacamos de su error, aunque nos costó despertarlo.
Canini le empujó escaleras arriba y él se derrumbó encima de la cama plegable, en el mismo cuarto que Eduruix dormía inexpugnable. ¿por qué inexpugnable?
Entre los poderes paranormales de Eduruix se encuentra el del sueño inamovible. Subimos Bárbara, Mireia, María José y yo a despertarle mientras en el móvil de Mari Jou (como la llaman algunos) sonaba psicósis. No reaccionaba así que decidí lanzarle bombas Mireia y Bombas bárbara para ver si despertaba. No había manera así que le lancé mi arma secreta: La bomba Marijou.
Sonámbulo, exclamó las siguientes palabras: "Me duele la cabeza". Y nos fuimos.
Más tarde, también con la música de psicosis, Adri (disfrazado de Fantasma) decidió darle un susto. Pero no hubo manera.
Poco a poco la casa se fue vaciando. Se fue Claudia, se fue María José, se fue Eduruix a dormir, se fueron Elena y Laura... Mientras, Adri nos descubría su increíble habilidad para el disfraz. Entró al baño y cuando salió, empuñando el secador y una pastilla de jabón nos dijo:
"Soy Bond..... Ja Bond".

Sí, nosotros nos quedamos igual.
Pablo mientras iba haciendo sus pinitos al Texas Holden, aunque no consiguió derrotar a Toni. Se quedaron jugando al Póker hasta más tarde, pero decidí ir a dormir.
Es curioso porque soy un poco insomne a veces y, ese día, no conseguí dormir. Así pude ser testigo de la cantidad de campanas que sonaban, que pensaba que me había vuelto loco. Sin embargo, luego me explicaron que se trataba de Domingo de Ramos y que era común.
En fin, para la próxima entrega, ¡el desenlace!

Pero antes, para que os quedéis con la copla, apuntad lo siguiente:

- Adri el maestro del disfraz se disfrazó de fantasma y de Ja Bond.
- Rubén llevaba unas chanclas con forma de perro y un pijama de dibujos animados. Claudia miraba con nostalgia sus chanclas porque ella querría haberse traído las suyas, que son de fantasmas que abren la boca y dicen: ¡bu!
- Pablo aprendió a jugar al Texas Holden, pero no bebió horchata. 
- Enric, en Xixona, se acostó igual de tarde que nosotros porque tenía que recoger a su hija adolescente de la edad de Pablo. Cuando se enteró de este último dato, pensó que, como todos sabemos a raíz del acampasax, Pablo sería un buen partido para su hija, xD
- Mónica es un hacha jugando a los dardos. No la retes a no ser que hayas entrenado durante meses.
- Mireia también domina el arte de los dardos, pero no sabe transmitir sus conocimientos como maestra dardística.
- Bárbara y Mari Jou no participaron en el confesionario, pero de vez en cuando se unían "por placer". Eso sí, estuvieron atentas a todas las confesiones.
- La cama donde dormiría Canini quedó hecha un asco porque se celebró la fiesta en su cuarto(y su cama hacía las veces de sofá).
- La habitación de Edu Sellés y Adri olía misteriosamente mal.
- Alguién vomitó en el baño de la habitación contigua a la de Edu Sellés y Adri. Le debió sentar mal algo de la cena. ¿Pondría Pablo algo en la comida? Quizá le sentara mal la moderada bebida de la mini fiesta de "La Fábrica".
- Junto a Laura y Elena había una tercera persona, pero no llegó a entrar... ¿Se la comerían los lobos agosteros?
- ¿Conseguiría Claudia limpiar su sudadera?
- Eduruix no consiguió ser despertado ni con cacerolazos. ¿Entrenaría para lograr esa habilidad?

En definitiva, que fue todo muy divertido. ¡Hasta la próxima Carrisuayxos!

jueves, 9 de abril de 2009

Acampasax... Cómo empezó todo

Antes de continuar con la historia, gracias a todos los que leen el Blog, que cada vez tiene más seguidores. Hay un tercer y una cuarta seguidora. El tercer seguidor es Eduruix, o "La bella durmiente" como se le conocerá tras leer las crónicas del Acampasax enteras y la cuarta es María José Soler, la pianista acompañante que estará atenta de todas las quejas y excusas que podamos poner cuando no nos salga un pasaje. También comentar que esta semana ha tenido lugar el curso de saxo y, aunque a mí me fue para cavar un agujero muy profundo y enterrar el saxo junto con la partitura del concierto en Mib para saxo alto y orquesta de Glazunov, espero que al resto os haya sido muy provechoso y que lo hayáis disfrutado. Sin más dilación, ¡comencemos a recordar el Acampasax!

Todo comenzó la mañana del día anterior, mientras llegábamos a Agost. El último en llegar fue Eduruix, conocido ya como "La bella durmiente". Fue un ensayo duro, una muestra de lo que iba a ser todo el fin de semana. Tocar sin apenas parar.
Pero las cosas iban saliendo.
Pasaron las cuatro horas del ensayo, llegó en esos momentos el mencionado Eduruix junto a Carrillos y nos fuimos a "Ca Juan" a comer (El bar "Juan el Rumbo", de los tíos de Pablo).
Suay y Canini ya nos advirtieron: No creáis nada de lo que os pueda decir el camarero.
Hizo aparición entonces la mujer de Suay con su mini hija. Es curioso que, durante el concierto, la pequeña Suay gritara una especie de "Bieeen" de aprobación cada vez que terminaba una obra.
Pero como las encuestas revelan, hay mucho en juego para que la primera palabra que diga la pequeña sea "Contemporáneo". 
Después de comer nos dimos un paseo por Agost hasta llegar a "La fábrica", lugar en el que residiríamos.
El sitio la verdad es que nos sorprendió positivamente. Hicimos un sorteo para ver a quién le tocaba elegir habitación primero y a pesar de tocarme la peor carta, pude escoger la habitación que quería. Y fue una buena elección.
Tras el breve descanso volvimos manos a la obra y empezamos a ensayar con el amigo Carrillos. Bossax Novax ya no tiene secretos para nosotros y pudimos ensayar casi todas las obras.
Finalmente, fuimos a cenar mientras Adri y Suay estaban desaparecidos. ¿A dónde habrían ido?
Pues resulta que Rubén Jordán, que hizo las veces de manager del ensemble en el concierto de Agost, se aproximaba al pueblo cuando se dio cuenta de que no podía subir la ventanilla, así que llamó a Suay para pedirle ayuda. "Déjalo en mis manos" dijo Adri y, haciéndole la competencia a Canini, consiguió arreglar la ventanilla de Rubén. A Rubén, por cierto, le había tocado la peor cama en el sorteo (como es lógico).
Después de cenar fuimos a un lugar con una música cargada de matices llamado "el sequet", donde nos bebimos una coctelera con sabor a jarabe y jugamos dos partidas a los dardos en las cuales, en la primera Mireia y Mónica dejaron clara la supremacía femenina derrotándonos (por los pelos, eso sí) a Adri y a mí y en la segunda Mónica, con un amigo suyo del pueblo, volvió a alzarse con la corona de los dardos.
Y nada, decidimos volver y, mientras Pablo (quién había destacado en las cenas por ser muy servicial y ordenado, por lo que Suay dijo que era un buen partido...), Rubén y yo comentábamos la gran elaboración de la música del pub.
Edu Sellés todavía recordaba cómo Suay había dejado caer, por esa misma cuesta por la que subíamos hacia "La Fábrica", a su pobre mini hija. "¡¡Cuidado!!" gritó Edu.
Es que Suay las educa al modo espartano: Sólo las más contemporáneas pueden ser sus hijas.
Llegamos Pablo, Adri, Edu Sellés, Rubén, Mónica y Mireia al lugar donde pasaríamos el resto de la noche, escuchando las risas de nuestros compañeros en la lejanía.
¿Qué le habría sucedido a la casa en nuestra ausencia?
Si queréis saberlo, no os perdáis el próximo episodio de "Carrisuay : ¡Acampasax!"

domingo, 5 de abril de 2009

Acampasax... Desenlace

Se cierra el telón. Los aplausos cálido (que no acalorados) invaden la casa de cultura de Agost. Los músicos del ensemble, con unas cuantas horas de sueño menos de lo normal, se retiran triunfantes a sus pueblos. El Acampasax ha sido un éxito.
Poco a poco íbamos llegando al lugar donde habíamos estado ensayando todo el fin de semana, vestidos de negro y con ganas de dormir, habiendo tocado más que en mucho tiempo. Mientras se discutía la posición para el vídeo, los integrantes del ensemble temblábamos de emoción con las nuevas innovaciones flamencas que nuestra actuación iba a tener. Rubén, ex-miembro del carrisuay, nos ayudaba como mánager para que nada faltara. Que si sonábamos fuertes, flojos, descompensados, compensados... todo buscando la máxima perfección.

Por primera vez en la tarde, se cierra el telón. Los músicos nos disponemos cada uno en su sitio y la actuación comienza. Tras abrirse el antes cerrado telón, Suay comienza presentando las obras de la primera parte: Obertura de Beltrán, Empatía de Grisó, Puntos de vista mía y Pequeña Czarda de Iturralde. Se comenta el tema de la gira Carrisuay, a lo que Laura Antón-Suay Pujol responde con un grito de aprobación. Todavía esperamos a que diga contemporáneo, como las encuestas bien reflejan.
Finalmente, la obertura comienza, quizá un poco tímida, pero desarrollándose poco a poco hasta alcanzar un nivel de CD, como dice Suay. Continuamos con el resto del programa sin problemas hasta que, tras cerrarse el tan mencionado telón, nos preparamos para la segunda parte, en la que se tocará el divertimento de Crepin (interpretado por Pablo el de Rosendo y Caninix), Bossax Novax, la palindromía flamenca (con Leandro, un percusionista local, además de los ya conocidos Heladio (Gil, Carrillos, Gil) a la guitarra y nuestra queridísima Mónica al soprano solista) y el Devil Rag. 
Carrillos, debido a la emoción que le suponía tocar en el pueblo de su familia, se pone tan nervioso que tiene problemas para presentar su parte. Tuvo que preguntarle al maestro del disfraz por el apellido de Heladio hasta que, no sin dificultad, consiguió decirlo.
Pero los problemas que tuvo (por los nervios y la emoción) se ven compensados con una sólida interpretación, defendida por Rubén como la confirmación de que el Carrisuay es mucho Carrisuay.
Algunos os preguntaréis por la innovación flamenca. No, Mónica no se puso un traje de floclórica, ni Mireia se puso a bailar con castañuelas. No.
Se cierra el telón, se prepara todo el mundo, se vuelve a abrir. Todo a oscuras. No se ve nada, es silencio lo único palpable en el ambiente. De repente, una luz roja deja ver al ensemble, más flamenco que nunca, y Carrillos nos da la entrada. 
Estuvo todo a punto de fallar porque el telón no quería abrirse, pero al final todo salió bien.
Todavía con las luces rojas, el Devil Rag se consumó como la guinda del pastel.
Sí, el acampasax fue todo un éxito.

Nos ha dejado motes tan importantes como Edu Ruiz el "Bella Durmiente", Toni el "pitufo gruñón", Edu Sellés el "Pitufo Fitness" (además, ha demostrado que su nombre, Eduardo Sellés Giner, es tan musical que encaja con prácticamente cualquier melodía que le pongas y, Empatía, ya tiene Letra propia (eduardo sellés, eduardo sellés, eduardo, eduardo, e , eduardo sellés...). No acaba aquí la cosa, ya que las habilidades tanto con las herramientas como disfrazándose y contando chistes de Adrián le han llevado a ostentar el título de "EL MAESTRO DEL DISFRAZ". 
Claro, uno no se da cuenta del acontecimiento tan grande que sucedió este finde en Agost-City. ¿Queréis saber más?
¡No dejéis de leer el Carrisuay!