jueves, 28 de mayo de 2009

Lost in Traslation y la cena principal

Pues sí Carrisuayxos, la temporada concertil dio su fin ayer en el paraninfo con la palindromía flamenca tocada por Maese Adrián el rey del disfraz. ¿Con qué disfraz nos sorprenderá en la última cena (2008-2009)? Os mantendremos informados.
En estos tres días de conciertos intensos han pasado muchas cosas. Los motes han volado, Suay ha descubierto sus dotes detectivescas, Moni, Canini y Pablo han vivido la aventura en coche de sus vidas y muchas cosas más.
El lunes tuvimos concierto en el principal, en el cual el grupo de saxos Five for Five tuvimos nuestros 10 minutos de gloria junto a Juan Diego y Dani Bombardinos, este último solista en la obra que tocamos: Fantasy de Philip Sparke.
Antes que nosotros cantaba el coro dos obras, una de ellas junto a Conrado el de la marimba que toca descalzo para sentir mejor la energía y la música. No intentéis entenderlo, son cosas guays y hippies de Aire Libre (y, aunque no lo creáis, yo también he ido a ese colegio :-P). En el coro estaba medio conservatorio, entre ellos gran parte de los saxos: Bárbara, Pablo, Mireia, Toni... ¿Toni? ¡Toni no!
Y es que a Toni, a pesar de haber sacrificado su hora de resonancia para poder cantar en el coro, no le dejaron tocar por ir de traje y no de negro puro. Tampoco le dejaban usar el ascensor alegando que tenía mucho morro. Nos imaginamos la situación entre Adri, Canini y yo y era de la siguiente manera:
Encargado: Tú, rastas, no puedes usar el ascensor, qué morro tienes.
Toni: ¡Que tengo la rodilla mal y no puedo andar bien!
Encargado: Sí, y yo soy Marisol, no te jode...
Toni: Tengo el carné de minusválido en el coche, voy corriendo y te lo traigo ahora en un momento.

Sí, algo así debió ser. El caso es que ni Toni fue a por el carné de minusválido ni tampoco dejó de usar el ascensor desafiando así a la ley y el orden. 
Finalmente, llegó nuestro turno y Adri, Mireia, Toni, Canini y yo lo dimos todo en un Fantasy que, si bien no se oyó demasiado, estoy seguro de que fue un éxito total.
Después de nosotros le tocó el turno a la orquesta que tocaron el primer movimiento de la 25 del amigo Wolfgang, la elegía del amigo Gabriel (de Fauré) y un arreglo del West Side Story del amigo Leonard. Fue un éxito y la gente estalló jubilosa cuando, a modo de bis, repitieron desde la U (que era donde los metales se ponían a hacer una coreografía súper sencilla para las personas normales pero que en ellos tenía mucho mérito, según me contaba uno de ellos).
Al salir del concierto convencimos a Carri y Suay para irnos de cena a una cervecería que conocía Suay y donde casualmente estaban casi todos los profesores. De invitado especial contamos con José Blas, un antiguo e influyente miembro del carrisuay que ha ido desde barítono a cajonero flamenco pasando por director. Blas tiene planes de volver al conservatorio para atemorizar a Sanchís quien, por cierto, no estaba en la cena a pesar de que su gran amigo Sempere-el-de-cámara sí estaba.
Al rato de llegar nosotros los saxos y haber pedido, el caos llegó a la cervecería en forma del resto de músicos. La cena se desarrolló guay, Suay investigó y descubrió cierto lío de cierta Saxofonista a la que él no le da clase con cierto Flautista (a quien tampoco da clase). Carrillos se mostraba expectante por saber de quién se trataba. ¿Y vosotros carrisuayxos? ¿Queréis saberlo?
David el trompeta de Agost estaba muy hablador, pero siempre decía lo mismo: Xabales, q lla e aprovao el baxiller!
No faltaron brindis, cánticos, besos entre david y sempere, alegrías, mujeres y hombres con más alcohol de la cuenta, invitaciones por parte de Blas a Paula la del chelo a su casa a dormir (XD) y más historias. Incluso María la violinista se coló en mi coche tras mucho insistir (aunque yo le había dicho que sí desde el primer momento). No faltó Helena la concertino zarandeándome la cabeza y olvidándose al instante de que lo había hecho mientras Suay, Blas, Pablo y yo teníamos una apasionante disertación sobre el pensamiento científico, ni Juan Pe el percusionista intentando invitar a Suay a la cena.
Finalmente, tras una multitudinaria sesión de fotos en la que no participé, nos fuimos.
Por supuesto, María llegó sana y salva a su casa, no se perdió por Benidorm ni nada parecido ;-).


----> Lost in Traslation

Sí, Benidorm es un pueblo de proporciones gigantescas conocido más casi en el extranjero que en la propia España. Ayer descubrimos que el pueblo tiene dos variantes: Benidorm inglaterra y Benidorm español.
Todo comenzó cuando Pablo, Canini y Mónica me rogaron que les permitiese vivir una aventura en mi coche como la del viaje a Castalla y, claro, no podía negarme.
Así que emprendimos la marcha a Benidorm mientras Pablo dormía, Canini hacía el cerdo en todas sus variantes y Mónica hacía de almohada.
Al llegar a lo que pensábamos que era Benidorm despertamos a Pablo para que nos guiase. Acabamos en Finestrat.
Le preguntamos a una señora anciana que dónde estaba el ayuntamiento de Benidorm y nos dijo: "En la playa debajo del castillo". Bajamos a la playa y no encontramos nada. Llamó Mónica a Mireia primero y a Adri después y preguntó por el ayuntamiento que resultó estar en un parque. Preguntamos a otro anciano local por la ubicación del susodicho recinto público y nos dijo, con otras palabras, lo siguiente: Está en esa dirección, a tomar por saco.
Y seguimos la dirección. Cabe destacar que desde que entramos a la región Finestrat - Benidorm hasta que encontramos al anciano local que nos guió por el buen camino pasó más tiempo que desde que salimos de Alicante y llegamos a la región mencionada. Sí, dimos más vueltas que una peonza por ese pueblo al que llamamos "El Benidorm Inglés".
Tras llegar a Terra Mítica conseguimos acabar en el mega gigantesco ayuntamiento de Benidorm (el Español). Toni me felicitó por haber sido capaz de encontrar aparcamiento cerca del ayuntamiento eludiendo la zona azul y Mónica casi pierde el móvil en mi coche.
Llegamos los últimos al ensayo (¿qué esperabais?) y, tras tocar un par de obras, retar a Paco para que incluyera el Maese Pérez el Organista y buscar el móvil de Mónica, tocamos el concierto. A cada obra que hacíamos, un pintor (no sé si local también) plasmaba lo que se le venía a la cabeza en un lienzo. Según Adri, eran muy buenas las pinturas.
Después del concierto y todo por las ganas que tenía Toni de acabar convenimos que su nuevo mote sería "El pitufo veloz" (sí, a pesar de la paradoja).
Canini fue "El pitufo Calent", Pablo "El pitufo parras", Eduruix "El pitufo dormilón", EduSelles "El pitufo fitness - la versión moderna del fortachón -", Adri "El pitufo Flamenco"... y yo no tenía motes pitufantes! válgame dios.
Después nos invitaron a cenar, Paco me dijo que si seguía enfadado con él por aquella "discusión" que tuvimos el martes anterior a lo cual respondí con un "no, nunca lo estuve". Y continuamos la cena. Nuestro querido director dijo una frase muy acertada en esos momentos: "Llevamos todos muchos años juntos, pero en realidad no nos conocemos".
Pero los Saxos nos saltamos esa norma y nos conocemos todos y sabemos qué pie gasta cada uno. Fue el último concierto de Toni, Mireia y Mónica con el conservatorio. A Adri todavía le quedaba uno al día siguiente.
Sí, fui a verle. Quedé con Paula -la que casi se queda a dormir a casa de Blas-, Helena y Vanzumer (el trombonista bailarín de mi pueblo) y vimos la magnífica actuación de Adri, a pesar de que la banda no lo daba todo como sí lo hacía la nuestra y echó en falta a un cajonero como a Joan o a Alfonso Melero. También estaban Eduruix y Canini dándolo todo junto a la cuerda de los mil y un saxofones (que, por supuesto, era la mejor cuerda de todas ;-) ).
Y nada, así es como termina la temporada concertil del conservatorio profesional "Guitarrista José Tomá". ¡¡Pero todavía quedan cosas por contar!! Así que estad atentos al Carrisuay y podréis ejercer de detectives, de oyentes, de superhéroes... ¡¡de lo que queráis!!
¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!

lunes, 25 de mayo de 2009

Carrisuay de Venecia

Como bien sabéis, entre nosotros los carrisuayxos hay uno especialmente hábil para el arte del disfraz. Sí, se trata de Adri, uno de los sextos que nos abandonan este año.
Ya en el último concierto del ensemble volvió a demostrar su habilidad usando una especie de media esfera hueca a modo de casco y como sabemos que lo único que prevalece sobre su afición al disfraz es su amor al saxofón, le queremos dedicar la siguiente obra: Carnaval de Venecia.
Se trata de una obra para saxofón y banda compuesta por Jules Demersseman. ¿Sabéis que es lo interesante? Jules Demersseman era un flautista francés que vivió entre 1833 y 1866. Sí, los que seais un poco listos os daréis cuenta de que puede que se trate de una de las primeras obras compuestas específicamente para saxo. Y es que el amigo Jules, a pesar de flautista, apostó por crear repertorio para el recién nacido invento de Adolph. 
Así que nada, os dejo con este "dinosaurio" del repertorio saxofonístico, ¡espero que lo disfrutéis!



Tenéis incluso la oportunidad de verlo en alta definición (dándole a la hq esa que aparece pero, cuidado, puede que tarde más en cargar).

¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!

sábado, 23 de mayo de 2009

Bye Bye Carrisuay

Hola Carrisuayxos. 
Hace escasamente unos minutos ha dado fin la gira carrisuay de este año, la primera (a pesar de la fama) con seguimiento exhaustivo del blog que ahora mismo leéis. Ha sido un año de risas, de lloros, de alegrías, de palindromías... Aunque ha habido al final un pequeño traspiés en forma de discusión en la que, como suele ser habitual, ambos tenían su parte de razón y no han llegado a un acuerdo. Así que desde aquí animamos a los peleados a que se reconcilien y sean felices, que la vida es muy corta y en unos años, si tenemos suerte, acabaremos recibiendo las condecoraciones de los torneos de dominós.
Y es que pensábamos que no iba a haber nadie pero, de repente, el auditorio de la cam ha comenzado a llenarse de ancianos y más ancianos y al final ha sido uno de los conciertos más populosos que hemos dado. Hemos contado también con la presencia de un ex-carrisuayxo: José Manuel L. Canuto, mi mentor cuando tocaba el tenor (y el mentor de Mónica también).
En definitiva, ha sido un concierto emotivo con la despedida de Mireia, Mónica, Adri y Toni (y Enric, aunque estuviera en Cataluña helando). Por primera vez y con motivo de esta ceremonia de despedida, Toni se ha levantado tras un concierto y nada, el público se ha entregado al 100% y nos han pedido que tocáramos más y más. Pero recapitulemos un poco.
A las seis nos hemos reunido en el auditorio y, al rato, hemos ido a ensayar. Como tocábamos la Palindromía Flamenca, hemos contado con la presencia de Joan (aunque no con la de Eladio, cuyo nombre he descubierto que era sin H - Vaya, toda una vida engañado-. Claro, es que Heladio sonaba a una mezcla de Helado y Estadio y no, no podía ser). También ha venido Juan Carlos Sempere para suplir la falta de los jijonencos y hemos tenido que hacer un pequeño recorte en el programa porque pensábamos que no tocaba nadie antes que nosotros y nos ha sorprendido una Trova que a encantado a terceras y cuartas edades. Le hemos metido prisa a Eduruiz para que se cambiara y, al rato, habiéndose ido ya a cambiarse(que ha tardado un montón) hemos visto que ni Carrillos ni Sempere se habían cambiado todavía... aay, estos pequeños...
Total, que en menos que canta un gallo nos hemos visto enfrascados en el concierto. No ha sido el mejor de todos, aunque lo hemos dado todo, pero tampoco ha sido un mal concierto. A Joan le ha gustado y a los abueletes también. La palindromía ha sido todo un éxito (tanto que mi amigo cajonero de san juan ha ligado con el fotógrafo, que le ha dado la tarjeta - con la excusa de las fotos del concierto- y le ha apuntado su número para "mantenerse en contacto". ¡Yo no quiero pensar mal!).
Carrillos ha sido fácilmente convencido para hacer un Bis al final (yo creo que llevaba todo el año esperando que le gritaran: "¡¡¡otra!!!" y una señora mayor ha tenido el honor de darle esa satisfacción).
Emoción por los cuatro costados tal que hasta Mónica se ha quedado sin voz. La tenemos en estudio a ver si tiene la gripe Tomellosina o qué...
En fin, todavía quedan unos pocos asuntos pendientes en el tema saxofonil. Los cinco magníficos se enfrentarán el lunes junto con Dani el Bombardino (hay que tener en cuenta que saxo y bombardino tienen padre común) a la orquesta y, en definitiva, a todo el conservatorio profesional guitarrista josé tomás que ha conspirado contra la pobre banda del centro y los ha enviado a Benidorm...
Pero eso son otras historias que relataremos más adelante.
¡¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!!


PD: Un regalito, fijáos en la "Ober Tortura", xDDD


domingo, 17 de mayo de 2009

La cena del Sexto

Pues sí, como corresponsal tuve la responsabilidad de acudir a la tan esperada cena llena de momentos dulces, momentos tristes, momentos románticos y, cómo no, momentos musicales.
Como representantes de los saxos nos encontrábamos a Adri, Mónica, Mireia y Toni (yo soy quinto así que no cuento). Dos sopranos, una tenor y un barítono.
A pesar de la fama de locura, desenfreno y descontrol de los vileros, Maese Toni asumió su responsabilidad como chófer y convertió su cena en una especie de "Un vilero en parís", siendo parís la ciudad que representa la embriaguez en su máximo estado.
El maestro del disfraz oculto en Adrián, mostrado por primera vez en Agost City, volvió a hacer acto de presencia y no decepcionó a sus seguidores. Pero no anticipemos más acontecimientos.
La noche comenzó en la concatedral, porque somos muy religiosos y teníamos que encomendarnos a San Suay y a San Carrillos para que todo fuera bien. Los saxos nos reunimos atrayendo la atención de todos. Brillábamos por encima del resto, como estrellas encima de simples planetas y, claro, la gente no tardó en querer formar parte de nuestro círculo tan especial. Como estrella fugaz (aunque en realidad de estrella solamente tienen el nombre, que lo sepáis Carrisuayxos) me desligué del grupo un momento para caer en diversos planetitas circundantes. Qué gran error cometí.
En esos momentos comenzamos a ir al lugar donde teníamos que cenar (El pañal de las abejas o algo así) y, cuando me vi sentado, mis compañeros los saxos se hallaban a una distancia insalvable de donde estaba. Me llamaron Esquirol pero, aún así, yo les sigo queriendo y fui a visitarlos más de dos veces. A su lado se situaron los invitados estrella: dos profesores. No digo los nombres porque el de uno de ellos (el que no era Miguel el profesor de violín) no me lo sé pero, vamos, ahí estaba dándolo todo. También contamos, posteriormente, con la impagable presencia de Patricia Peinado, la profesora de Coro de la que se comenta que es la versión femenina de nuestro estimado organista y profesor de dirección.
Y, sí, como algunos sabréis, María José, Claudia, Adri y yo nos estrenamos como directores el martes pasado. Fue una experiencia inolvidable y Claudia, entretenida por Suay y sus historias de guerra casi no llega (menos mal que fui a rescatarla :-P). El primero de los cuatro en dirigir fui yo, que me encargué de llevar la batuta frente a la mini-orquesta de cuerdas. Y sí, aunque parezca mentira, me llevaba bien con los chavales y la cosa salió bien, a pesar de, en un gesto espontáneo, hacer callar al público por aplaudir cuando no tenían que aplaudir. Paco me decía que los mini-cuerdas se debieron quedar flipando: "Con lo bien que te llevas con los chavales, se debieron sorprender de la agresividad del gesto!". Sí, él estaba entre el público riéndose de la situación que, la verdad, era bastante graciosa. El gesto fue efectivo y sólo se escuchó un aplauso y un par de respiraciones cortadas posteriormente.
Cuando ya les dejé aplaudir (al acabar la pieza), saludé al público, levanté a la orquesta, felicité a la concertino y reflexioné sobre todo lo que había sucedido. Qué gran experiencia poder dirigir a un grupo como ése.
Después de mí, Claudia cogió la batuta y cautivó a todos con su técnica. Decir que ella y Adri dirigieron el mismo pasodoble: Ecos de Levante.
Para María José estaba reservado dirigir lo que sería el colofón del concierto: La palindromía flamenca.
Joan capitaneaba a los percusionistas mientras que Heladio guiaba a sus compañeros guitarristas. De hecho, el día que Heladio no pudo venir, en la cadencia, su compañero guitarrista se puso tan nervioso y le tembló tanto la mano que no pudo, a pesar de tenerlo todo preparado, tocar las primeras notas.
Por supuesto, el soprano solista era el más flamenco del carrisuay: Adri. Y la verdad es que salió muy bien.
Así pues, la fama de Adri había crecido exponencialmente de cara a la cena y no pudo más que demostrar su verdadero poder. Vistiendo los gorros de mejicanos que nos habían dejado, Adri decidió metamorfosearse en el Mariachi Enmascarado, empleando dos servilletas como máscaras. Hay pruebas, pero hay que pedírselas a Mire o a Moni.
La cena se desarrolló muy amena, pero al final, los del sitio nos dijeron que faltaba gente por pagar y estuvimos ahí la vida. Adri intentó agenciarse una sombrilla mientras Moni y Mire me persuadían para que, cuando se fueran a ir, les acompañara. Sin embargo yo desperté esa noche poderes telepáticos y sabía que mis amigas las saxos no iban a necesitar de un nombre Alto en Mib para llegar a buen puerto, así que les dije: "puede que sí" . Sabiendo, en el fondo y por designios divinos, que mi presencia no sería requerida.
Tras pagar nos fuimos al puerto en busca de los profesores perdidos y, aunque no estaba ni Paco, ni Sanchís, ni Suay, ni Carrillos; pudimos reconocerlos. Sin embargo, deambulamos durante demasiado tiempo y toda la energía positiva de cuando estábamos en la cena se me fue yendo dejándome una sensación de desasosiego terrible que acabó haciendo que me fuera prematuramente.
Pero mis compañeros los saxos lo dieron todo esa noche. Los sopranos por lo visto tenían mucho feeling con los percusionistas mientras que a los tenores le iban más los flautistas. Los barítonos disfrutaban de la compañía variada de todo el ensemble y los altos... los altos observaban el infinito y anhelaban que llegara el día 23 para poder volver a tocar con el ensemble. Así que no eran ni las tres cuando me fui y dejé a mis amigos los sextos en su cena que pasó a convertirse en una especie de bacanal desenfrenada en la que, efectivamente, Toni no bebía. De hecho, de no ser porque no llevaba cambio para el bus, no habría vuelto 1 hora más tarde, después de encontrarme a un amigo y hacer una visita a nuestro bar favorito(el Cherokee del barrio) y deshacerme de la energía negativa que el puerto había insuflado en mis entrañas. Cuando volví, me encontré con Toni que me contó el percal. Vi a lo lejos a Adri disfrutando de la fiesta dando saltos con los percusionistas y a Moni, también con percusión, camino de la tranquilidad de la playa.
Finalmente, me retiré de la noche sin poder despedirme físicamente de mis compañeros los saxos (salvo Toni) pero, les deseé la mejor suerte y que se lo pasaran muy bien en lo que les quedaba de noche.
Los armónicos se habían alineado para que una mágica noche tuviera su final, aunque quizá ese tipo de ambiente tan impersonal del puerto no esté hecho para mí, decir que fue una buena noche y hubo grandes éxitos, amor, desenfreno, locura, pasión, ebriedad, sobriedad y carrisuay para parar un tren.
Así que, con lágrimas en los ojos, me despido de los sextos y también de vosotros, que ya queda casi nada para acabar el curso. Sin embargo, todavía está por llegar lo mejor así que seguid atentos al Carrisuay.
¡¡Hasta Luego Carrisuayxos!!

domingo, 10 de mayo de 2009

The Carrisuay Castle

Bueno, hago aquí un intermedio para promocionar, una vez más, el saxo en la orquesta.
Sí, es un tema que a todos los saxofonistas nos duele un poquito, el haber sido ignorados durante más de cien años por el mundo sinfónico solamente porque los primeros saxos sonaban de forma muy primitiva. Los niños por la calle nos gritan de todo, incluso hasta me han llegado a decir que tocaba la trompeta (cuando lo que llevaba entre manos era un saxo tenor). ¡¡Esto no puede seguir así!!
Incito pues a los orquestadores y compositores del mundo a que se atrevan a ser populares e incluir el saxo de una manera más tradicional en sus obras y arreglos. ¡No somos un instrumento de jazz y música popular exclusivamente!
Ravel ya se atrevió en su día y nos brindó fabulosas obras como su famoso bolero o, en la orquestación que hizo de "Los cuadros de una exposición" del ruso Mussorgski, la obra "Old Castle".
Y precisamente un vídeo de esta última para que aprecies que no es pecado juntar a saxos con orquesta y que no se te caen los ojos ni se te aparece el demonio en mini falda tocando la tenora y la dolçaina a la vez es lo que, ahora mismo, os voy a mostrar:




Sed felices y disfrutadlo.

¡¡Hasta luego Carrisuayxos!!


PD: Mi hermana me ha confesado que es un suplicio que estudie armónicos :-P

jueves, 7 de mayo de 2009

Intrusismo Fantástico-Laboral

Pues sí, como podéis deducir por el título, una de las obras típicamente SuaySax (Fantasía de Beltrán) ha pasado a ser parte ahora del repertorio Carrisax. Supongo que os preguntaréis por qué, ¿verdad?
Pues debido a la alarma anti-nuclear contra la gripe Tomellosina los organizadores de conciertos de todo el mundo estaban asustados y desesperados. No sabían que hacer para sacar adelante un programa sin riesgos humanos. Pero el jefe en la sombra (sospechamos que es Sempere) movió sus cartas: "Si no podemos contra ello, ¡unámonos!"
Entonces Suay recibió una llamada anónima: "El cierre de la gira Carrisuay será el 23 de Mayo con repertorio únicamente español". Carrillos se vio abrumado, pues él se había centrado en las obras extranjeras (El divertimento y el Devil's Rag) y no poseía suficiente repertorio para dar la talla. En un acto de magnanimidad, Suay le dijo: "Venga, toma, te dejo la Fantasía de Beltrán".
No le dijo Tontorrón, ni ningún insulto cariñoso de pareja bien avenida porque había testigos, pero sabemos que lo pensó. Y, con el Devil's Rag, Carrillos al fin consiguió tener repertorio para el concierto de repertorio español.
Mientras, Eduruiz se recuperaba de su fiebre (ya tiene media voz), Mireia se preparaba la selectividad, Paco Amaya nos contaba sus sueños sobre hacer unas clases de análisis fotográfico e incitaba a los percusionistas a aprenderse piropos barriobajeros para decirle a Adri, María José tocaba en todas las fiestas de pueblos del mundo, Bárbara custodiaba la carpeta de Enric (que está helando en Barcelona y del cual no nos hemos podido despedir, pues acaba este año...), Edu Sellés AKA el pitufo fitness abría las ventanas del conservatorio (en realidad lo intentaba, porque al ser pitufo, no llegaba tan alto y tuve que ir yo - Gargamel, supongo - a ayudarle). Toni y Canini lo daban todo en el barítono porque como el de Edu ha encogido (será cosa de la gripe). Mientras tanto, Pablo estaba enzarzado en el mundo del motocross agostero.
En fin, todos muy ocupados como se ve. 
Así que nada, al Carrisuay le quedan unas poquitas semanas para cerrar la temporada 2008-2009, una de las mejores, y prepararse para afrontar la primera temporada de la segunda década del primer siglo del tercer milenio.... 1213.... mmmm
Un enigma casi tan grande como saber de dónde saca canini las ideas para los motes tan extraños, como enric DJ, que le pone a la gente. ¿Tendrán Pablo el de Rosendo y la horchata agostera algo que ver? Quizá lo sepamos en el próximo capítulo pero, hasta entonces, ¡¡Hasta luego Carrisuayxos!!

Ah, y se me olvidaba: Según las encuestas, la gente adora los motes nuevos del acampasax: Pitufo Gruñón para Toni, Pitufo Fitness para Edu Sellés (aunque Paco le llamara Popeye) y El bella durmiente para Edu Ruiz.
Ahora sí, me despido de ustedes, celebridades del blogueo saxofonil.

¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

sábado, 2 de mayo de 2009

La Gripe Tomellosina y el previo a La Gala de Directores

Bueno, ahora que la sociedad está viviendo el pánico a la pandemia con la gripe porcina, pánico muy potenciado por los medios de comunicación, se le está restando atención a lo que sucede dentro del conservatorio Guitarrista José Tomás.
Se ha llegado a registrar un caso de una enfermedad todavía no conocida a la que nos referiremos como "La Gripe Tomellosina".
Nuestro pobre compañero Eduruix llegó de las vacaciones de semana santa muy deteriorado y sin voz. Al principio le hacíamos chistes diciéndole que si le comprábamos un par de letras o de fonemas, incluso el propio Sanchís se atrevía a bromear del asunto en vista de que a Edu le encanta participar en las clases de análisis a pesar de su actual impedimento. 
Sin embargo, la Gripe Tomellosina persiste y nadie sabe cuándo va a remitir. Esperemos que nuestro barítono manchego se recupere pronto y que la gripe tomellosina no sea contagiosa.
Al otro lado de la balanza nos encontramos, como siempre, con nuestro amigo Paco. Incluso le han dedicado un par de canciones y hasta Beyoncé baila para él como se puede ver en el siguiente vídeo:



Sí, ni Beyoncé se pudo resistir al atractivo de nuestro Paco ni del conservatorio. Todavía no conoce el carrisuay, si no habría cantado la canción de "mi Carri me lo robaron....".
Pues sí, ya que estamos puestos en ambientes de grupos de conjunto instrumental os invito a venir a todos a "La Gala de Directores" del martes día 12 en la cual dirigiré a las minicuerdas. En las minicuerdas hay muchos personajes pero hay que tener especial cuidado con "El chelista malvado" y "La chelista malvada". Sí sí, son muy malos y, como te descuides, te harán preguntas sobre con qué arco tocar y cosas así que los saxos no entendemos. Pero bueno, en el fondo tienen su corazoncito y sé que lo van a dar todo en el concierto. 

Y nada, para terminar decir que os esperamos a todos los carrisuayxos este miércoles para darlo todo y que hay que decidir cuando hacer las super cena. Es curioso también la cantidad de conciertos del carrisuay que coinciden con los de mi banda. El miércoles pasado Pepe, el presidente de mi banda, se acercó al conservatorio a hablar con Carrillos. Javi cometió el grave error de decirle que no tocaba en ninguna banda y Pepe, como todo buen presidente, empezó una empresa en pos de reclutar al afamado saxofonista o, si no lo conseguía, "comprar" el carrisuay. ¿Será en un futuro Carrillos saxofonista de mi banda? ¿logrará comprar el carrisuay?
A la segunda pregunta decir que NO, el carrisuay no se vende ;-)
Así que ¡au! ¡¡A estudiar!!

¡Hasta la vista carrisuayxos!