martes, 22 de diciembre de 2009

Carrisuay Navideño

Pues sí, tras el 5 en Carrisuay se acerca la navidad con un frío insospechado y también se pausan los ensayos. Eso no quiere decir que dejemos de sentirnos Carrisuayxos. Tras una dura tarde de lunes, los tenores nos teníamos que reunir con Carrillos pero por diversos motivos decidimos que sería mejor ensayar el lunes antes del primer ensayo. Así que fui a avisar a Ana y a María José pero a Ana no la encontré. A María José la vi en la puerta, al salir de Historia ella, y se lo dije. Le vino muy bien. A Ana me la encontré después al salir de saxo. Le vino muy mal.
Pero la fecha está acordada ya y Carrillos nos verá las caras el lunes 11 de enero.
Suay se despidió en el ensayo con la obra de Óscar Navarro recién puesta sobre nuestros atriles. Se trata de una pieza que bebe mucho de la música de películas, especialmente de Aladdín. Pero claro, no sería lo mismo si no ensayáramos Retornos. Así que volvimos a tocar Retornos para despedirnos de 2009 de una manera lo más contemporánea posible.
También sufrimos los vaivenes evaluativos en las clases de conjunto instrumental, donde hubo quejas pero nadie se atrevió a quejarse. Pero bueno, bajo la promesa de estudiar decidimos no ir a clase al día siguiente, con lo cual no estuvo mal del todo para los que conseguimos aprobar.
La lluvia acecha nuestras vacaciones y se combina con un frío penetrante que nos impide abrir la puerta del aparcamiento del conservatorio. Aprovechamos para hacer un Ranking de fuerza entre la gente que vino.
El primero que la abrió fui yo, y me costó tres intentos y emplear las dos manos en el último. El segundo en llegar fue Edu S. y también usó tres intentos, aunque un solo brazo. Después apareció Pepa Lledó y abrió la puerta en dos intentos: uno para comprobar que había que usar fuerza y otro con un ímpetu que Edu se asustó y todo. Luego vino Ana que usó 4 intentos y dos manos, pensando que nunca podría. Maria Elena del clarinete no consiguió abrirla. Así que podemos concluir que la fuerza de Pepa escapa de los límites del pensamiento humano. Carrillos puede conseguir una fuerza similar cuando te clava los índices en el abdomen. Suay es su aprendiz y, por suerte para mí, no alcanza semejante poder de destrucción abdominal.
Y la lluvia que congela las carreteras y nos deja ver a veces el arco iris nos deja oír lejanamente el rumor de unas notas musicales que no distinguimos... Sí, son los Carrisuayxos estudiando de forma navideña escalas y arpegios, como bien hacían los Aristogatos que tanto le gustan a Ana. ¿Querrá que seamos los Aristosaxos?


Sí, la navidad está ahí y de regalo seguramente recibamos muchas escalas, algún armónico, unos pocos estudios... El año pasado, cuando los reyes me trajeron el Walter Piston de armonía todos, incluido el profesor, se rieron de mí. Era los tiempos de Three for Five, cuando íbamos a ensayar con la crême de la crême los cinco elegidos (Adri, Toni, Canini, Mireia y yo) aunque la mayoría de veces éramos solo tres. En los conciertos no teníamos sitio, casi ni nos levantan a pesar de nuestro solo, etc. Es similar a lo que le pasa siempre a los tenores.
Pero también hay buenos momentos en los que aparece gente que nos comprende... o eso queremos creer.
Así que pedidle a Papá Noel que os regale comprensión, escalas y turrón, que es lo mejor para estas fechas.

Oigo retumbar a lo lejos las teclas de un caballero como los de antes, de barítono en ristre y slap potente. Oigo a su escudero también a lo lejos tocando la pianola... ¿Quién será? ¿A qué vendrán? ¡Lo sabremos después de Navidades!

¡¡Hasta la vista Carrisuayxos!!

1 comentario:

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

La música hay que disfrutarla y compartitrla.
No habría que evaluarla tanto, pero con esa manía de inventar cursos y grados, no queda más remedio, se difumina la magia y elevamos a mil la mediocridad.

El músico es generoso, si no os levantan después de un solo, solo hay dos opciones: O copulan poco, o andan estreñidos

FELIZ NAVIDAD CARRISUAY



Feliz Navidad

Un beso